En busca de Torres y Villa

Sin ellos, España se ha acostumbrado a jugar con un solo delantero, pero Del Bosque piensa en juntar a Morata y Aduriz para recuperar el gol. Alcácer también pide paso y las opciones de Diego Costa van a depender de loque ocurra en estos dos meses

Sin ellos, España se ha acostumbrado a jugar con un solo delantero, pero Del Bosque piensa en juntar a Morata y Aduriz para recuperar el gol. Alcácer también pide paso y las opciones de Diego Costa van a depender de loque ocurra en estos dos meses

«Aduriz se ha fajado mucho. Se va a adaptar perfectamente a nuestro juego», decía Vicente del Bosque después del partido contra Italia. Unas palabras que anuncian algo más que una convocatoria populista para calmar la presión popular. El jugador del Athletic regresaba a la Selección más de cinco años después cargado de goles. Al seleccionador le han convencido los 31 que ha marcado esta temporada con su equipo –17 en Liga– y espera que le ayude a resolver los problemas de la Roja ante la portería contraria. A España no le cuesta resolver por goleada muchos de los compromisos de clasificación para los grandes torneos, pero después le cuesta marcar. Incluso en su época de mayor esplendor, como demuestra que fuera la campeona del mundo menos goleadora de la historia en Suráfrica 2010.

Jugó 71 minutos Aduriz en su regreso a la Selección, tiempo suficiente para anotar el gol del empate. Pero lo mejor fue el entendimiento que mostró con Morata. Desde la lesión de Fernando Torres antes del Mundial de Suráfrica, España se ha acostumbrado a jugar con un delantero, o con medio, como hizo en la pasada Eurocopa cuando Cesc actuó muchos partidos como «falso 9». Del Bosque probó contra Italia con Aduriz y Morata, como había hecho en el anterior amistoso contra Inglaterra con Diego Costa y Alcácer. Busca una pareja que recupere para la Roja lo que fueron Torres y Villa en el momento de máximo esplendor de la Selección. Entre los dos suman 207 partidos y 97 goles con la Roja. 59 goles y 97 partidos de Villa. 38 goles y 110 partidos del Niño.

Aduriz es nueve meses mayor que Villa y a Torres le saca tres años. Cuando era más joven ellos dos le cerraron el paso en la Selección, igual que a muchos otros. Pero el delantero del Athletic resiste más, quizá porque ha tenido menos desgaste internacional, quizá porque las lesiones le trataron mejor. Morata y él están lejos de los números de sus dos antecesores. Para Aduriz era su segundo partido con la Roja. Para Morata, el séptimo. Y han marcado un gol cada uno. Pero Del Bosque los ve capaces de formar una delantera como la de entonces. Villa se iba a la banda y Torres era la referencia en el centro, aunque también le gustaba dejarse caer a los costados para dejar espacio a las diagonales del asturiano. Contra Italia, Morata fue Villa y Aduriz, Torres. «Morata ha jugado bien en los dos sitios. Estamos contentos con él», confesaba Del Bosque tras el empate. «Hemos intentado abrir el campo con Morata por la izquierda y también queríamos que jugara Aduriz y lo hemos complementado bien. En la primera parte Morata lo hizo bien en la izquierda y tenemos ahí un jugador que nos puede ser útil», añadía.

Diego Costa fue la elección del seleccionador para el Mundial de Brasil, pero a Del Bosque le preocupan más sus gestos antideportivos que la ausencia de goles. Aunque sólo ha marcado uno en diez partidos con la Roja, Del Bosque siempre ha mantenido la confianza en él. Pero le duelen acciones como el «casi mordisco» a Barry en el partido ante el Everton o la expulsión de Gabriel que provocó ante el Arsenal en los primeros meses de la temporada al darle un pisotón. No lo ha convocado para los amistosos contra Italia y Rumanía y, aunque el seleccionador se esfuerza en explicar que no era un castigo y que fue por «cuestiones de salud», la realidad es que a Del Bosque le decepcionan esas acciones del hispanobrasileño. «Estaba entusiasmado por venir, pero el míster decide», explicaba Pedro.

Por el momento, Aduriz y Morata disfrutan y se ilusionan con tener un puesto en la Eurocopa. Igual que Alcácer, que sólo disputó unos minutos contra Italia y hoy será titular. «Alcácer y yo hemos estado en todas las categorías. Trabajamos ambos para estar aquí. Cada llamada de la Selección es increíble, queremos estar aquí siempre y el entrenador sabe que podemos dar más de nosotros mismos», advertía Morata antes de jugar en Udine. «Estoy muy contento de poder participar con la Selección y con jugadores de esta grandeza. Es fácil entenderse con ellos, te facilitan mucho las cosas», dice Aduriz. Los goles ya los pone él.

Sergio Rico debutará hoy con la Roja

La idea del seleccionador español es hacer jugar a todos. Permitirá el estreno en portería de Sergio Rico, que jugará en la segunda parte cuando sustituya al capitán Casillas. Sergi Roberto hará de Busquets, acompañado, en principio, por Koke y Silva. En el frente de ataque jugarán Pedro, Alcácer y Nolito, mientras que en la defensa repite Piqué con Mario y Alba en los laterales y Bartra junto a su compañero azulgrana. Es el último encuentro antes de la lista definitiva para la Eurocopa. Del Bosque sigue, pues, ajustando sus planes ante un rival serio y fuerte como es Rumanía.

(20:45/ Cuatro).