MENÚ
domingo 19 mayo 2019
08:11
Actualizado

El Atlético gana al Valencia (3-2) y alarga LaLiga

El equipo del Cholo venció al Valencia e impidió que el Barcelona se proclame campeón ya. Correa decidió con un golazo un gran duelo jugado bajo la lluvia

  • Correa marcó el gol del triunfo
    Correa marcó el gol del triunfo /

    SUSANA VERA / REUTERS

Tiempo de lectura 4 min.

24 de abril de 2019. 19:25h

Comentada
Francisco Martínez.  24/4/2019

El Atlético cumplió con su parte: para que el Barcelona sea campeón, tendrá que ganar su próximo partido contra el Levante... O el siguiente ante el Celta o contra el Getafe o contra el Eibar. Le quedan cuatro balas al conjunto azulgrana y los del Cholo se agarran a aquello de mientras hay vida, hay esperanza. Su parte la cumplieron en un encuentro contra un rival muy complicado. Viene fuerte el Valencia de un tiempo a esta parte, pero no tanto como para vencer al Atlético en su fortín del Wanda Metropolitano, donde el único que ha conseguido ganar en esta Liga es el Real Madrid. Y si no es por el título, los rojiblancos al menos luchan por ser segundos en un campeonato que hasta hace no tanto era exclusivamente cosa de dos. En este caso, tres no son multitud.

Jugó un buen partido el Atlético en una tarde de perros. Llovió mucho antes del comienzo. Llovió mucho durante, y la parte de abajo del estadio tenía muchos claros porque en esa zona la gente se mojaba. No motiva nada eso, pero los futbolistas de ambos equipos ofrecieron un buen espectáculo a los valientes que se animaron a acudir al estadio. Pronto se puso por delante el Atlético, dominador en los primeros instantes con el premio del tanto de Morata, que se lanzó a buscar el pase perfecto de Juanfran desde la derecha. Ha cumplido con las expectativas el delantero, que seguirá la temporada que viene en el Atlético como cedido. Se ofrece todo el rato, se desmarca, presiona... Es un atacante muy del gusto de Simeone. Además, el VAR ya no le anula los goles. Esta vez su posición era claramente legal. Pero no se iba a rendir el Valencia por eso. También tiene objetivos hasta final de curso, además de la final de la Copa del Rey. En la Liga Europa está en semifinales y en el campeonato de la regularidad pelea por los puestos que dan acceso a la Champions, que disputarían por segundo año consecutivo. Siguió siendo más incisivo el Atlético, pero los chicos de Marcelino estaban presentes y no desaprovecharon su llegada más clara. A Santi Mina le sobró sangre fría dentro del área para burlar primero a Godín, después a Savic y servir el gol del empate a Gameiro.

Quedaban emociones todavía. Como al comienzo del partido, el Atlético salió en tromba y encontró rápido el gol, que esta vez estaba en la cabeza de Griezmann. Era un volver a empezar para el Valencia, ayudado por la tecnología para lograr el empate. La mano de Saúl dentro del área fue clara. Así lo entendió Hernández Hernández después de revisar el monitor. Godín se lo intentó discutir, pero el árbitro tenía la ventaja de haber visto la repetición. Parejo demostró personalidad al coger el balón. Había fallado los dos últimos penaltis, uno contra el Rayo en LaLiga y otro contra el Villarreal en la Liga Europa. Pero esta vez su tiro fue imparable hasta para Oblak, pese a que el portero adivinó la dirección en la que iba el lanzamiento.

Volvían las tablas y las dudas de si la lucha por el título terminaría ya. Un gol del Valencia, y se acabó. Pero el que llegó fue el tanto de Correa, que había salido al césped un rato antes. Su disparo desde fuera del área dejó sin reacción a Neto. El portero sólo pudo mirar cómo la pelota le pasaba por un lado para irse hasta la red. Quedaba el último empujón del Valencia en un partidazo con dos equipos grandes. Adelantó la presión el conjunto de Marcelino y el Atlético decidió que con lo que tenía ya era suficiente. Se defendió bien y sólo temió por la victoria en un cabezazo de Sobrino que fue algo forzado.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas