FC Barcelona

Exigencia máxima en Bilbao

El defensa del FC Barcelona Carles Puyol
El defensa del FC Barcelona Carles Puyol

El entrenador ha hablado con los futbolistas. Los futbolistas han hablado entre ellos. Y el cuerpo técnico también lo ha debatido. El partido ante el Ajax acecha al Barça como lo hacía el desdichado Sir Simon a todos los inquilinos del Castillo de Canterville en aquel genial relato de Oscar Wilde. Demasiadas vueltas le están dando a la primera derrota de la temporada, que llegó con el mes de diciembre ya asomando en el horizonte.

La manera en que se perdió en Ámsterdam ha hecho daño a la imagen del conjunto azulgrana, y ya se sabe que en «can Barça» las formas son, para muchos, más importantes que los resultados. «Tener autocrítica es excesivamente bueno. Lo que me preocupa del partido es el primer tiempo, no la falta de contundencia en el segundo –cuando el Ajax se quedó con diez–», resaltó ayer Martino.

El Barça está obligado a reaccionar, pero no lo va a tener fácil. Esta noche se encontrará con un espejo del Ajax enfrente en su primera visita al nuevo estadio de San Mamés. «El rival es sumamente complicado, está plagado de buenos jugadores y bien dotados técnicamente. Debemos tener una reacción futbolística», acentuó el preparador argentino. Y es que si el Barça se vio superado en todos los aspectos del juego por el Ajax, el Athletic Club presume de las mismas armas que los holandeses, así que el panorama para los azulgrana no se antoja nada fácil. El equipo de Valverde es intenso, presiona hasta la saciedad y nunca renuncia a tocar la pelota.

Al margen de lo futbolístico, está el factor sentimental. La inauguración del nuevo estadio ha dado alas al conjunto rojiblanco, que se mantiene invicto ante las tres tribunas de San Mamés, lo que le permite rozar puestos de Liga de Campeones después de mucho tiempo. La Catedral tiene su fantasma particular, pero no es precisamente un lord inglés.

Puyol y Alves se quedan en Barcelona

Hasta cuatro nombres aparecían en el parte médico que hizo público ayer el Barça junto a la lista de convocados para viajar a Bilbao. Adriano era el único que lo hacía en positivo, recibiendo el alta. El brasileño será titular en San Mamés en el lateral izquierdo. Puyol, en cambio, se quedará en Barcelona. No estuvo fino el capitán en Ámsterdam, pero el motivo de su ausencia de la convocatoria es puramente médico: se dio un golpe en el entrenamiento del viernes en la rodilla derecha y es baja por precaución.

Se esperaba la reaparición de Dani Alves esta noche, pero el brasileño tampoco viajará a la capital vizcaína. Se retiró de la sesión con unas molestias en el sóleo de la pierna derecha y se ha preferido que se quede en Barcelona por precaución. Por último, los servicios médicos del club azulgrana informaron también de la evolución de Tello, con un esguince de tobillo, que sigue siendo baja.

Al margen de todos estos futbolistas, Jordi Alba afronta los últimos días de su recuperación y podría reaparecer el próximo viernes en el debut copero del Barça en Cartagena. Todo un alivio para Martino, que debe lidiar con una enfermería a rebosar. Ante esta situación, el técnico argentino se ha visto obligado a volver a contar con dos jugadores del filial en la lista: el extremo Adama y el lateral Patric.

Athletic: Iraizoz; Iraola, San José, Laporte, Balenziaga; Iturraspe, Rico, Herrera; Susaeta, Guillermo y Muniain.

Barcelona: Pinto; Montoya, Piqué, Mascherano, Adriano; Busquets, Xavi, Iniesta; Alexis, Cesc y Neymar.

Árbitro: Martínez Munuera (colegio valenciano).

Estadio: San Mamés.