Lopetegui: «El fútbol no se para»

Villar presenta a Lopetegui como nuevo seleccionador hasta el Mundial de Rusia. «Del Bosque es el mejor espejo donde mirarse», reconoce su sucesor.

El entrenador guipuzcoano Julen Lopetegui junto al presidente de la Federación española de fútbol, Ángel María Villar (i), durante su presentación
El entrenador guipuzcoano Julen Lopetegui junto al presidente de la Federación española de fútbol, Ángel María Villar (i), durante su presentación

Villar presenta a Lopetegui como nuevo seleccionador hasta el Mundial de Rusia. «Del Bosque es el mejor espejo donde mirarse», reconoce su sucesor.

Ángel María Villar precedía a Julen Lopetegui a la entrada en el salón Villalonga de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. No acostumbra el presidente a hacerse visible en las salas de prensa, pero el fichaje del nuevo seleccionador ha sido decisión suya y era su manera de apoyarlo. Se le veía, pero se le oía poco. Fue una presentación breve y en voz baja. «Se va a hacer cargo de la Selección durante dos años, el tiempo que dure la clasificación para el campeonato [mundial] de Rusia. Le deseo mucha suerte porque sus éxitos serán los del fútbol español», dijo Villar antes de desaparecer del estrado para sentarse en la primera fila del «público».

Lopetegui llega dispuesto a disfrutar de la herencia de un equipo en el que aún quedan algunos futbolistas que fueron campeones del mundo y de Europa y con un estilo muy marcado. «Vamos a tratar de aprovechar todo lo bueno que lleva haciendo el fútbol español durante muchísimos años. No vamos a desperdiciar las cosas maravillosas que tenemos, pero tendremos que adaptarnos a las necesidades que vayan surgiendo. El fútbol no se para, no vive del pasado. Estamos muy orgullosos del pasado, pero no podemos vivir de él y miramos al presente y al futuro», asegura.

El nuevo seleccionador elogió el trabajo y la personalidad de su predecesor, Vicente del Bosque. Trabajaron juntos cuando Lopetegui entrenaba a las divisiones inferiores, son casi vecinos y se conocen bien. «No hay espejo mejor donde mirarse, ha hecho un trabajo extraordinario a todos los niveles y de manera ejemplar», dice. Asegura que aún no ha hablado con él, pero espera tener la oportunidad de hacerlo pronto.

Julen tiene la ventaja de conocer la Federación y a muchos de los jugadores que juegan o jugarán en la Selección. Varios de ellos ganaron con él la Eurocopa sub’21 en 2013. A otros los tuvo en la sub’19. «No sé si eso me puede ayudar. Nos ayudará el trabajo que hagamos a partir de ahora. Vamos a tratar de elegir a los mejores porque en todo este tinglado los actores principales son siempre los jugadores», explica. «Hemos coincidido en muchas categorías. Tuvimos una generación maravillosa, la seguimos teniendo y la que viene también lo va a ser. Son jugadores con personalidad y ambición y esperemos que su calidad nos ayude a conseguir objetivos importantes», añade.

No promete una revolución el nuevo técnico. «Iremos viendo cuando decidamos qué es lo mejor para afrontar los primeros partidos. No vamos a hacer ninguna revolución. Vamos a intentar hacer una evolución. Será nuestra y la haremos sin ningún tipo de dudas», asegura. Lopetegui seguirá contando con la mayoría de futbolistas importantes del equipo. «La base de la Selección está más o menos clara. Hay jugadores que están en plenitud, no necesitamos ninguna revolución. Si entendemos que un jugador tiene que aparecer estamos seguros de que va a tener su momento. Pero si no se ganan la posibilidad de estar aquí el pasado vale poco», dice. No aclaró, sin embargo, cuál será el futuro de Casillas en la Roja a pesar de que fue él el entrenador que lo llevó al Oporto el verano pasado. «No es el momento hoy. Habrá tiempo. Cualquier jugador que sea español, esté disponible y en buenas condiciones será una opción para nosotros. Quizá ahora no es el momento de tomar esas decisiones», se limitó a decir. «Más que en una transición piensas en entrenar y en competir y en ganar los próximos partidos. No pensamos en una transición, sino en los objetivos que vamos a tener», dice.

Lopetegui estuvo a punto de convertirse en entrenador del Wolverhampton, de la segunda división inglesa. Agradeció el interés, pero explicó que ante la llamada de la Selección «todo pasó a un segundo plano». «No se había terminado de cerrar y apareció la opción de la Selección. En ese momento no había nada más para mí», reconoce. El nuevo seleccionador era la opción preferida de Villar, a pesar de que las federaciones territoriales habían mostrado su preferencia por Joaquín Caparrós. El presidente aplazó la reunión de la junta directiva prevista para ayer hasta el próximo 11 de agosto. En principio, iban a discutir el nombramiento del nuevo técnico, pero ya no harán falta más consultas.

El nuevo técnico ha firmado por dos temporadas, hasta el Mundial de Rusia, y llega acompañado por dos de sus colaboradores. «Trataremos de complementarlo con gente que estaba aquí y que ayudará», dice. En el acto de presentación estaban Albert Celades, seleccionador sub’21, y Luis de la Fuente, técnico de la sub’19 que el año pasado se proclamó campeona de Europa.

Lopetegui no quiso valorar lo que sucederá en el caso de que Villar no continúe como presidente después de las próximas elecciones y reconoce que su momento más feliz como futbolista fue cuando debutó con la Selección. «Jugué sólo una vez, pero me hizo mucha ilusión». Ayer volvió a ser feliz.