Fútbol

Piqué, Ramos y el vacío

La Selección tiene un problema con los centrales. Bartra y Nacho, suplentes habituales en el Barcelona y el Real Madrid, son los favoritos de Vicente del Bosque.

El central del FC Barcelona Gerard Piqué
El central del FC Barcelona Gerard Piqué

La Selección tiene un problema con los centrales. Bartra y Nacho, suplentes habituales en el Barcelona y el Real Madrid, son los favoritos de Vicente del Bosque.

Después de Piqué y Sergio Ramos está el vacío. Desde el Mundial sólo en un partido de la Selección no han jugado ninguno de los dos centrales. Fue contra Ucrania en el último encuentro de clasificación para la Eurocopa. España ya estaba clasificada y jugaron Nacho y Etxeita, Del Bosque prefirió que Piqué jugara al lado de Bartra el amistoso contra Inglaterra, una prueba en principio más dura para conocer el nivel actual de La Roja. Sergio Ramos se había quedado fuera de la lista en el último momento por culpa de esa lesión en el hombro que tan mala vida le ha dado esta temporada.

Raúl Albiol vivió dos Eurocopas y dos Mundiales desde el banquillo, los tres triunfos consecutivos de España y el hundimiento en Brasil. Por delante siempre había otros. Primero, Puyol y Marchena, luego Piqué y Sergio Ramos, pero al fondo en todas las listas aparecía Albiol. «De profesión, tercer central», podía decir el valenciano en aquella época. Disputó 51 partidos con La Roja, fue dos veces campeón de Europa y una del mundo, pero un día desapareció. Del Bosque no lo convoca desde el pasado marzo. Su último partido fue la derrota contra Holanda (2-0). Albiol jugó los 90 minutos y ya no volvió. En la siguiente convocatoria, para el amistoso contra Costa Rica y el partido de clasificación para la Eurocopa ya no fue convocado. Y esta temporada no ha contado.

Su lugar en las preferencias de Del Bosque lo ocupa ahora Marc Bartra. El central del Barcelona ha jugado casi más con la Selección que con su equipo esta temporada. Es la tercera opción para el técnico español, a pesar de que apenas cuenta para su técnico. Ha jugado 22 partidos entre todas las competiciones, aproximadamente la mitad, pero su concurso en minutos –1.080– tampoco es demasiado elevado, apenas 49 minutos por cada encuentro que juega. A pesar de eso, después del Mundial de Brasil sólo Piqué y Ramos han jugado más que él.

Nacho también ha ido ganando terreno en la Selección. Las lesiones, especialmente las de Sergio Ramos, le han acabado convirtiendo en una cara habitual en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Del Bosque ha probado con otros, como Etxeita o Iñigo Martínez, que no pudo acudir a la convocatoria de La Roja esta temporada por culpa de una lesión, pero ninguno le parece tan fiable como Nacho. Tampoco San José, que jugó al lado de Sergio Ramos en el amistoso contra Francia, el primero después del Mundial. Pero ahora San José es centrocampista para el seleccionador, como juega en su club. Nacho ha disputado menos partidos que Bartra esta temporada, sólo 18, pero más minutos, 1.293, lo que sólo le da para ser el cuarto central del Real Madrid por detrás de Sergio Ramos, Varane y Pepe. El mismo lugar ocupa en la lista de Del Bosque, que valora su fiabilidad cada vez que se pone la camiseta de La Roja y su capacidad para jugar en cualquiera de los puestos de la defensa. «Hemos traído a Nacho y a Bartra porque tenemos confianza en ellos. Siempre han jugado bien con nosotros, van a estar frescos para el Europeo y en otros equipos serían titulares«, reconocía Del Bosque al anunciar la lista de convocados. «Hay más centrales, pero estamos eligiendo a los que pensamos que son mejores, aunque no estén jugando», añadía el seleccionador.

Del Bosque los lleva porque no encuentra a nadie mejor. Ni siquiera Albiol, que ha jugado más minutos (2.610) que los dos juntos esta temporada. Y su experiencia también es muy superior a la de Bartra y Nacho. Pero los dos centrales, aunque sean suplentes profesionales en sus equipos, se sienten importantes en la Selección. Y la Selección los necesita.