Fútbol

Isco y Odegaard, sorpresas en los planes del Real Madrid

El club blanco tiene que aclarar su centro del campo antes de que empiece la temporada. Puede haber cambios inesperados

Isco, en el amistoso del Real Madrid contra el Glasgow Rangers
Isco, en el amistoso del Real Madrid contra el Glasgow RangersRobert PerryEFE

Ancelotti espera a que dentro de poco se reincoporen todos los jugadores para trabajar ya con la plantilla al completo. O casi. A falta de que el PSG se siente para negociar la llegada de Mbappé al final del mercado de fichajes, si es que se siente. La entrevista que ha salido ahora en la revista del club francés ha sido un jarro de agua fría, aunque estaba hecha hace tiempo.

Mbappé podría ser la única llegada tras Alaba, aunque el verano es largo. Lo que es probable es que se produzcan más salidas, porque la plantilla sigue siendo larga.

Uno de los que se puede ir es Vallejo, que sí se queda será para ser el cuarto central. Él tiene ganas de probarse en el club blanco, después de varias cesiones y pasar el último curso en el Granada. Pero en el Madrid piensan que el cuarto defensa tras Alaba, Militao y Nacho puede ser uno de la cantera: Chust o Gila.

Es, sin embargo, en el centro del campo, donde puede saltar la sorpresa: Odegaard vuelve a tener dudas de su papel en el Real Madrid y no ve claro eso de quedarse y ser suplente hasta que le toque ganarse el puesto. Ya la temprorada pasada, con Zidane en el banquillo, decidió que quería jugar antes que esperar o luchar y se marchó al Arsenal. Estuvo muy a gusto en el club inglés. Tanto que tiene pinta, como adelanta Marca, de que pueda volver a repetir experiencia. No se ve con posibilidades ante Modric, Casemiro y Kroos en un Madrid que puede jugar un 4-3-3. Los centrocampistas más clásicos son tremendamente competitivos y no es sencillo hacerse un hueco. También es verdad que las lesiones y la larga temporada al final conceden minutos a casi todos. Pero Odegaard, a sus 22 años, quiere un papel principal, cree que le ha llegado el momento y el Real Madrid se ha encontrado con un asunto por resolver.

El futuro de Isco

Otro es Isco, al que como Bale y Marcelo, le queda un año de contrato, pero a diferencia de ellos, aún se cree que puede tener fútbol para ser un futbolista determinante. Lo hizo tan bien cuando jugaba bien que no ha perdido parte de su cartel en el fútbol. Con 29 años aún es joven en un deporte que cada vez alarga más la edad de jubilación. En el Real Madrid ha tenido oportunidades, pero la impresión es que el tiempo se le agota y que ya es difícil que vuelva el duende que le hizo tan especial. Pero Isco quiere jugar, quiere demostrarse a sí mismo y a los demás que es un futbolista más que válido y busca una salida. En el Madrid consideran, según Abc, que con 18 millones sería un buen traspaso.

Lo que suceda con Isco y Odeegaard puede cambiar también el futuro de Ceballos, ahora con la selección olímpica, pero que ya ha dejado claro que quiere asentarse en algún equipo y dejar las cesiones. Considera que ya ha llegado el momento de la madurez. Si el Madrid pierde a dos centrocampistas, Ceballos tendría hueco y muchas oportunidades de jugar bastantes minutos con Ancelotti.