Fútbol

El nuevo plan de Ancelotti para despertar a Marco Asensio en el Real Madrid... y que no ayuda a Isco

El Real Madrid se enfrenta al Levante en la segunda jornada de LaLiga y el entrenador italiano ha revelado su nueva idea

Marco Asensio se reinventa en el Real Madrid
Marco Asensio se reinventa en el Real Madrid FOTO: Adidas HANDOUT EFE

Hay dos teorías acerca de por qué se ha marchado Odegaard del Real Madrid. Una explica que el noruego no tuvo carácter suficiente para pelear; otra, la contraria, asegura que se marcha porque sin disponer de minutos y sin una posición concreta en el Real Madrid, a sus 22 años, iba a dejar de crecer. El nórdico fue presentado por el Arsenal el viernes y explicó su marcha, aunque no fue muy concreto: «Para mi es una pena que la Prensa diga cosas que no son ciertas, porque mucha gente piensa sinceramente que sea así porque lo dicen los medios. Yo tengo mis motivos, yo sé lo que es la verdad y lo que ha pasado y por eso creo que es para todos lo mejor».

No va a jugar por tanto hoy en el segundo encuentro del Real Madrid en LaLiga en el campo del Levante, pese a que tenía un sitio esperándole. Modric tiene dolores en el aductor y el croata será baja. Kroos está recuperándose. Ambos son los titulares indiscutibles junto a Casemiro, pero entre lesiones y rotaciones, van a dejar muchos minutos al resto: «En el centro del campo estamos bien, aunque no estén ellos», dijo ayer Ancelotti. Ceballos aún no está listo, así que la competencia que temía Odegaard en el centro del campo blanco no existe y el once contra el Levante lo van a formar Casemiro, Valverde y puede que Asensio antes que Isco.

En su primer año en el Real Madrid, Ancelotti se encontró con un Di María incansable que le resolvió su gran problema: el equilibrio. Con tres arriba que no eran los más dedicados a la hora de defender temía que el equipo se partiese, pero el dinamismo del futbolista argentino le solucionó la mayoría de esos problemas. Tras el choque contra el Alavés, en el estreno de esta campaña en Mendizorroza, se vio que algo parecido puede pasar este curso porque a Hazard y Bale también les cuesta mirar hacia atrás. No tiene a Di María, aunque sí a Valverde, pero, además, ha decidido inventarse a un futbolista para esa posición, Marco Asensio. «Está bien, motivado, lo estoy entrenando en una nueva posición. En el centro del campo, por la izquierda, por la derecha, en un medio campo a tres», aseguraba ayer el entrenador.

Uno de los problemas de Asensio es que no ha terminado de encontrar su sitio en el campo, pese a cumplir ya 25 años. No es delantero centro, pese a que tiene un gran disparo y con continuidad puede hacer una buena cifra de goles; no es extremo, pese a que sus centros con rosca desde la izquierda son peligrosos. Podría ser un segundo delantero, pero esa es una figura que ya no se estila y Ancelotti ha desvelado que, aunque no es centrocampista, va a trabajar con él para convertirlo en uno. A su favor, que va a estar mucho más en contacto con el balón que cuando juega en la banda y se va hacia el centro; la pega es que le va a exigir un esfuerzo y un sacrificio defensivo al que no está acostumbrado.

Pero son buenas noticias para Asensio, que necesitaba un punto de inflexión en su carrera. Su temporada en el Real Madrid no pasó de discreta y en lo Juegos Olímpicos, con la selección, tuvo fogonazos importantes, pero no un papel constante en el equipo de Luis de la Fuente. Estaba empezando a ser un futbolista enfadado con lo que se dice de él.

La estrella con la que llegó al Real Madrid hace cinco años se le ha ido apagando y su fútbol empezaba a generar más nostalgia que optimismo. Se puede decir que Ancelotti le va a dar una segunda vida en el fútbol y está en su mano aprovecharla.

Arriba, con la presencia de Hazard, Bale, Vinicius, Rodrygo y, antes o después, Mbappé, no va a tener sitio en el ataque. La competencia en la vanguardia es brutal. En el centro del campo, sin embargo, puede ver más la luz, porque los indiscutibles suman más años y en breve necesitarán un relevo.

Así, se suponía que el futbolista que tenía que ser titular sí o sí hoy contra el Levante era Isco, pero las palabras de Ancelotti acerca de Asensio lo ponen muy en duda. Juegue o no esta noche, la competencia ha crecido con Marco. «Isco está motivado, con ganas de mostrar calidad, listo para jugar, con todas las condiciones. Los últimos años no lo ha pasado bien, aunque yo no estaba aquí. Él lo ha entendido y está trabajando bien», le elogiaba el entrenador italiano.

El andaluz lleva un par de años en la lista de posibles transferibles del Real Madrid, aunque al final siempre continúa en la plantilla blanca. La llegada de Ancelotti era una buena noticia: en el primer año del italiano en el banquillo, pese a que la polémica acerca de si debía jugar él o Bale era constante, disputó 3.297 minutos y su salida al campo en la segunda parte de la inolvidable final de Lisboa fue decisiva para volcar al Madrid hacia la portería contraria. 3.899 sumó el segundo curso del italiano. La pasada temporada, en cambio, sólo estuvo 1.092 minutos en el campo y fue titular únicamente en diez partidos. Contra el Levante en el Ciudad de Valencia era el día para volver al once inicial, pero hay chico nuevo en la oficina.