MENÚ
miércoles 12 diciembre 2018
00:45
Actualizado

Justin Thomas se pone definitivamente a los mandos

El control del torneo ya es suyo. No tiene apenas margen, cierto es, ero Justin Thomas mira únicamente hacia delante, no importándole tener a tres golpes a Rory McIlroy. Sabe que si él juega como debe, la victoria volverá a ser suya y eso le va a dar alas

  • Justin Thomas, en el tercer día de competición
    Justin Thomas, en el tercer día de competición

Tiempo de lectura 4 min.

05 de agosto de 2018. 17:15h

Comentada
Golf Confidencial (@golfcom).  5/8/2018

ETIQUETAS

Ya es líder en solitario. Justin Thomas ha ido cocinándose poco a poco el cambio de mando en el torneo. Empezó medio escondido, se puso colíder y ahora manda de manera individual. Queda solo un día pero parece complicado que vaya a errar tanto como para perderlo por lo que, quien quiera desbancarle, tendrá que hacerlo mucho mejor que él y eso es complicado.

En la tercera jornada del WGC Bridgestone Invitational ha habido mucho movimiento, especialmente hacia arriba, intentando todos colocarse de la mejor manera posible antes del desenlace. El norteamericano ha entregado 67 golpes (seis birdies y tres bogeys) al tiempo que por detrás le aprietan a tres golpes Rory McIlroy (parece que el norirlandés ha olvidado sus fantasmas de malos resultados y vuelve a rugir) y Ian Poulter, quien con 70, va de más a menos y está perdiendo algo de comba.

¿Final a tres? Complicado, puesto que aunque algo más lejos, aparecen en el horizonte Jason Day (-10), Rickie Fowler (-8 en una gran jornada para él en la que se ha llevado la ronda del día con 65 golpes y ha subido 20 puestos) o Jon Rahm (también con -8).

El de Barrika ha vuelto en parte por sus fueros y ha recuperado la senda del acierto. Ha mejorado números, sensaciones y posiciones y aunque está lejos de la pelea (seis golpes del liderato), que nadie le dé por muerto. Peleará desde el primer tee. Birdie dado en el 1, otro birdie en el 2 y a empezar a remontar; así comenzó su jornada el vasco, sumando posteriormente tres birdies más y tres bogeys.

Cada vez cuesta más ir rebajando golpes y eso se nota, los greenes están más compactos y la bolita no rueda como al principio, y ahí, en ese juego de batalla, es donde Rahm siempre saca provecho. No será porque no lo intente.

Algo más abajo está Rafa Cabrera Bello quien a pesar de terminar con 69 (dos golpes más que el viernes), ha mejorado cinco puestos en la tabla. Está a dos de Rahm y empatando con Anirban Lahiri o Brooks Koepka, entre otros. El canario no empezó bien y hasta el final su ronda era mala, pero le dio la vuelta y la mejoró ostensiblemente con tres birdies en los cuatro últimos hoyos, una buena guinda a un día algo irregular.

También le ha ido muy bien el día a Sergio García. Por fin parece que se ha entonado (67) y ha recuperado bastante terreno, en concreto 15 posiciones. El borriolense se ha metido entre los 22 mejores (empatado con varios jugadores, entre ellos Dustin Johnson y su jornada de 66) a base de entrega y sacrificio, luchando en cada hoyo hasta encontrar premio. Esta vez el trabajo sí ha dado sus frutos, ahora solo queda seguir peleando para dar otro pequeño mordisco a la tabla y terminar lo más arriba posible. El top 15, que tiene a dos golpes, sería un estupendo premio para él.

Mal, por contra, para nombres como Tommy Fleetwood (74), Phil Mickelson (72) o Tiger Woods (73), este último una de las grandes decepciones, pues venia haciéndolo muy bien, pero en el tercer día ha entrado en barrena y sepultado toda opción de pelear por cosas importantes, ya que ha caído casi 20 puestos.

@golfcom / Golf Confidencial

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs