Fútbol

La estrategia amenaza al Atlético

Pantic, que con su saques de esquina dio un doblete a los rojiblancos, analiza «el don» del alemán. El Madrid, con 14 goles a balón parado, dobla a cualquier equipo de la Liga.

Kroos y Modric, en el entrenamiento de ayer del Real Madrid
Kroos y Modric, en el entrenamiento de ayer del Real Madrid

Pantic, que con su saques de esquina dio un doblete a los rojiblancos, analiza «el don» del alemán. El Madrid, con 14 goles a balón parado, dobla a cualquier equipo de la Liga.

Es Sergio Ramos quien centra la atención de casi todos, porque sus apariciones al final de los partidos deslumbran a los espectadores, a los entrenadores y a los rivales. «Claro que hay que atacar bien y Ramos va a por todos los balones, porque es un animal, pero lo importante es quién saca el balón parado», cuenta Milinko Pantic, el ex futbolista del Atlético, fundamental en el histórico año del doblete. El fundamental, por tanto, en esos goles del Madrid es Toni Kroos, el centrocampista alemán, el futbolista con más minutos en el equipo y el segundo jugador de la Liga (tras Roque Mesa) que más pases da por partido. Y el que va a las esquinas a sacar, a ganar muchos de los partidos de este año.

Toni es demoledor. «Le pega abajo, con el interior, cerca del talón, hace que el balón vaya plano. Tiene un don», dice Pantic. A él le gustaba sacarlos de manera diferente, con más efecto, con más curva y que la pelota bajase más rápido. «Yo le daba con el empeine». Pero su efectividad era la misma. De ese Atlético se recuerda que los córners eran tan peligrosos como un penalti. En este Real Madrid de Kroos, las jugadas a balón parado son una bomba en el área enemiga. En Liga, el conjunto de Zidane suma catorce tantos a balón parado. El segundo equipo en esta clasificación sólo lleva 7. Una falta lateral o un saque de esquina es casi el prólogo de un tanto en contra. «Y tú puedes intentar no hacer faltas cerca del área, pero los saques de esquina son inevitables durante un encuentro», continúa Pantic.

El Atlético de Simeone siempre se ha caracterizado por ser un equipo que controla muy bien esas situaciones, con centrales expertos en los balones aéreos, que imponen su dominio en el área rival y también en la propia. Para Kroos, el partido de mañana va a ser un nuevo reto. El alemán, que descansó el miércoles, va de lado a lado, siempre sacando con su pierna derecha. «Por eso, ese lado es el mejor para él a la hora de sacar los córners. La pelota va hacia el jugador», explica Milinko.

Para el ex futbolista serbio un buen saque de esquina es el que va más cerca del primer palo, donde la pelota puede ser atacada por varios jugadores que entran por esa zona. En cambio, si el balón vuela hacia el segundo poste baja blandito y obliga al rematador a darle mucha fuerza con la cabeza, con lo que es más difícil hacer gol.

El Madrid no entrena en exceso esas jugadas sobre el campo. Es más un trabajo de laboratorio que después Zidane va explicando a los futbolistas implicados. No son muchas instrucciones y además, después, todo depende del futbolista que está en la esquina con la pelota. «Puedes ensayar dos o tres jugadas y puedes tener varias señales para ellas», sigue contando Pantic, «aunque eso, a veces, es complicado, porque hay quien se lía o algunos rivales te las pillan. Pero luego es el futbolista que saca quien decide cómo va a ejecutar el saque de esquina. Es quien ve la realidad, el que sabe dónde poner la pelota y los puntos fuertes de los suyos. Él manda».

Está claro que Kroos sabe de antemano dónde está situado Ramos, su gran cómplice. Pero sus opciones son varias en el Madrid. Puede buscar a Cristiano Ronaldo, por ejemplo; o a Bale, que si coge el tono, es uno de los grandes rematadores del fútbol mundial. Pepe también ha marcado goles de cabeza. Depende de Kroos encontrar la mejor opción para hacer daño al rival. Y lo hace: es, con diez, el futbolista que junto a Luis Suárez más pases de gol ha dado en esa Liga.

Dice Pantic que él ya con 19 años asombraba a todo el mundo con sus saques de esquina. Es una virtud de los futbolistas de talento, como Kroos, que saca de esquina, como dirige al Madrid o como mete goles, con el interior del pie, como se juega al fútbol.