Actualidad

Las súplicas del entrenador de Dadashev, el boxeador que ha fallecido, para que pare la pelea

"Detendré la pelea, Max, la detendré. Has recibido muchos golpes, por favor Max, déjame hacerlo ¡Mírame! Has recibido muchos golpes! ¡Si no lo hago, entonces el árbitro lo hará, por favor!". Así le habló Buddy McGirt a su pupilo Maxim Dadashev en el undécimo asalto del combate contra el puertorriqueño Subriel Matías, el viernes por la noche en Maryland. Era el undécimo asalto y el boxeador ruso, de 28 años, había vomitado. La pelea no continuó, pero el daño estaba hecho. Se extirpó una parte del cráneo del púgil para aliviar la inflamación. Y se le sometió a un coma inducido, pero desgraciadamente no pudo aguantar y cuatro días después ha fallecido. Una desgracia en uno de los deportes más nobles que se conocen.

Publicidad