Deportes

Y Bale volvió a jugar con el Real Madrid y a marcar y falló un penalti y salvó un gol...

El "caso Bale"todavía no está resuelto y la solución más probable es que el galés abandone el Real Madrid. Pero Zidane prometió que mientras estuviera con él iba a ser uno más del grupo. La diferencia del partido del Arsenal con el del Bayern Múnoch fue notable. Esta vez el delantero galés sí se vistió (si no lo hizo ante los alemanes, según su técnico, fue porque lo pidió el propio jugador), calentó en el descanso y entró en la segunda parte. Pero no sólo eso, fue el autor del primer tanto de su equipo, al meter la puntera de la bota izquierda para remachar una jugada que empezó Marcelo, continuó Isco y remató Asensio.

Publicidad

El protagonismo del polémico futbolista no quedó ahí, ya que, en tareas defensivas, también evitó el 3-2 del Arsenal justo encima de la línea, cuanto la pelota estaba a punto de entrar. Y después, en la tanda de penalti, falló desde los once metros, aunque su equipo terminó venciendo. Una noche muy atareada para él. Puso actitud Bale, que jugó como hombre más avanzado y estuvo comprometido en la presión. Eso sí, su celebración del gol no fue la más efusiva.