Renfe incrementará su oferta de AVE un 20% en los corredores con competencia

Deja la bajada de precios en manos de que Adif reduzca las tasas que les cobra por el uso de la red

Trenes de alta velocidad de Renfe en la estación madrileña de Atocha
Trenes de alta velocidad de Renfe en la estación madrileña de Atocha© JESUS G. FERIA. (nombre del dueño)

Renfe sigue adelante con los preparativos para hacer frente a la llegada de competidores en el AVE el 14 de diciembre de 2020. La operadora pública, que verá ese día roto el monopolio que mantiene en la alta velocidad ferroviaria, ofertará desde entonces un 20% más de trenes AVE en los tres corredores abiertos a la competencia (Madrid-Barcelona-Frontera francesa, Madrid-Sur y Madrid-Levante), según ha explicado hoy su presidente, Isaías Táboas. Renfe ha resultado adjudicataria del denominado paquete A de la liberalización, el que contempla mayor número de frecuencias diarias, si bien sólo solicitó el 86% de las ofertadas. Algunos de los servicios serán operados con su nuevo servicio "low cost", que pondrá en marcha en Semana Santa y con el que quiere anticiparse a la llegada del que será su primer competidor, la pública francesa SNCF, que ya ha anunciado que comenzará a operar desde diciembre de 2020 con su modelo de bajo coste que cuenta con trenes de dos pisos.

Uno de los efectos que se esperan produzca la liberalización del sector es la reducción del precio de los billetes. La propia Renfe estima que su división "low cost" podría ofrecer tarifas hasta un 40% más baratas que las del AVE convencional. No obstante, Táboas ha puesto la presión sobre la bajada de precios en Adif. El presidente de Renfe ha asegurado que la esperada reducción del precio de los billetes dependerá de que se registre una reducción del importe del canon que las compañías ferroviarias pagan a Adif por el uso de las vías y las estaciones. "Esperamos que la entrada de otros operadores tenga un impacto en el coste que nos supone el canon", ha señalado en un acto público, según informa Ep. "Entendemos que si circulan más trenes por la red, el coste de ese canon se repartirá entre más y todos tendremos un canon más bajo que el actual y, si el canon es más bajo, podrá incidir en los precios de los billetes", ha manifestado. El pago del canon a Adif constituye la principal partida de gastos de Renfe, por encima incluso de la de personal. En lo que va de año, la empresa ha abonado ya por este concepto 1.040 millones, un 0,8% más que el pasado año, y el 35% del total.

Como muchas otras cuestiones en este momento, estas tasas están pendientes de la formación de Gobierno. Los cánones se recogen en los Presupuestos Generales del Estado, de los que España carece en este momento. Habría otra posibilidad de confeccionarlos, que es por la que apuesta Adif, que sería un cambio legal para desvincularlos de las cuentas públicas, aunque esta medida no está aprobada. La presidenta del gestor de infraestructuras ferroviarias, Isabel Pardo de Vega, calculó ayer que con la llegada de competidores, Adif espera ingresar unos 2.000 millones más en concepto de cánones en los próximos diez años. Adif ha diseñado un nuevo modelo de cánones de cara a la liberalización del sector que, según asegura, contempla determinadas reducciones y bonificaciones para los operadores con el fin de que las trasladen al precio del billete.