Banco Santander gana 6.515 millones, un 17% menos

El banco obtuvo entre octubre y diciembre el mayor beneficio en un trimestre de su historia. Ana Botín anuncia subida de dividendo. Los resultados cayeron por el Brexit y la integración del Popular

FILE PHOTO: People walk past a Banco Santander branch in Rio de Janeiro
Sucursal de Banco Santander en Río de Janeiro (Brasil) FOTO: Sergio Moraes Reuters

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido de 6.515 millones de euros en 2019, un 17% menos que en 2018, tras registrar un saldo neto de plusvalías y saneamientos de -1.737 millones de euros. Los saneamientos tienen que ver principalmente con el ajuste del fondo de comercio de Reino Unido anunciado el pasado septiembre (-1.491 millones de euros), así como a costes de reestructuración en varios mercados y otras provisiones. Estos ajustes se vieron compensados por la plusvalía neta de 693 millones de euros obtenida por la operación realizada con el negocio de custodia, cerrada en diciembre de 2019, y otras plusvalías.

Ana Botín, presidenta del Santander, ve “oportunidades para seguir creciendo de forma responsable. Hemos mejorado la capacidad operativa aprovechando las fortalezas del Grupo y avanzado en la transformación digital con el lanzamiento de Santander Global Platform. Además, seguimos destinando más capital a los mercados con mejores perspectivas. Confiamos en lograr nuestros objetivos a medio plazo, prevemos un crecimiento medio anual del beneficio por acción de un dígito alto en los próximos tres años al tiempo que seguiremos invirtiendo para el futuro. Gracias a los muy buenos resultados que presentamos hoy, hemos propuesto una nueva subida del dividendo en efectivo por acción de 2019”.

Beneficio neto del Banco Santander hasta el 4 trimestre de 2019 (CNMV)

EPDATA
29/01/2020
Beneficio neto del Banco Santander hasta el 4 trimestre de 2019 (CNMV) EPDATA 29/01/2020 FOTO: EPDATA

El beneficio atribuido ordinario en 2019, es decir, excluido el neto de plusvalías y saneamientos, fue de 8.252 millones de euros, un 2% más (+3% en euros constantes, es decir, sin efecto del tipo de cambio), gracias al mayor número de clientes y al crecimiento de los volúmenes de negocio. En el cuarto trimestre estanco, la entidad obtuvo el mayor beneficio atribuido de su historia, de 2.783 millones de euros (+35% interanual). Excluido el neto de plusvalías y saneamientos trimestral, el beneficio ordinario fue de 2.072 millones en el trimestre, un 2% más (+5% en euros constantes), y el retorno sobre el capital tangible (RoTE) ordinario, una métrica clave de rentabilidad, se mantuvo como una de las mejores entre sus comparables en el 11,6% (11,8% para el año completo).

En 2019 los resultados han reflejado una sólida tendencia del negocio ordinario: los ingresos de clientes (margen de intereses y comisiones netas) crecen, los costes muestran la obtención de sinergias en algunos mercados y el coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona cuando concede un crédito, se mantiene en niveles muy bajos (1%). La transformación comercial y digital de la entidad permitió mejorar la calidad y la recurrencia de sus ingresos, lo que elevó el margen de intereses, es decir, los ingresos que provienen de los intereses por conceder crédito menos los costes de los depósitos, hasta 35.283 millones, un 3% más (+4% en euros constantes).

Cifra de negocio

Santander obtuvo unos ingresos récord superiores a los 49.000 millones de euros, un 2% más (+3% en euros constantes), gracias al fuerte crecimiento de los ingresos de clientes en América, Santander CIB (banca corporativa y de inversión) y Wealth Management & Insurance (banca privada, gestión de activos y seguros). El 95% de esa cifra procede de los ingresos de clientes (margen de intereses más comisiones netas), muy por encima de la media de sus competidores. Santander siguió aprovechando su tamaño y capacidades globales para lograr mejoras operativas con una nueva estructura de gestión regional y nuevas eficiencias, además de cerrar con éxito la integración de Popular. Los costes disminuyeron un 0,4% sin inflación gracias a que el banco ha avanzado en su objetivo estratégico de operar bajo el modelo One Europe, mientras que Norteamérica ha mejorado sus sinergias y Sudamérica ha mantenido un buen control de costes.

El rápido crecimiento en la adopción de productos y servicios digitales continuó: el número de clientes que usan banca por internet o móvil aumentó en 5 millones en los últimos doce meses, hasta 37 millones, es decir, el 52% de los clientes activos. Los clientes digitales se conectan al banco una media de cinco veces a la semana, lo que ha aumentado las ventas digitales hasta el 36% del total. Las ventas realizadas con el móvil se duplicaron en los últimos 12 meses. Además, el número de clientes vinculados, aquellos que usan Santander como su banco principal, creció un 9%, hasta 21,6 millones, lo que permitió un aumento del crédito del 4% y de los recursos de clientes del 6% en euros constantes.