Planas hablará con supermercados como Carrefour o Mercadona para que los agricultores tengan precios justos

El ministro de Agricultura cree que la gran distribución es “parte de la solución al problema”

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros celebrada este martes en MoncloaEmilio NaranjoEFE

La salvación del medio rural pasa por conseguir unos precios justos, reivindicaron los autodenominados “agricultores al límite” durante la concentración que tuve lugar ayer en Santander. Esa misma tarde, las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA se reunieron con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para afrontar la grave crisis del sector agrícola español. Planas compareció en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros y anunció que dialogará con la gran distribución para que contribuyan a que los agricultores y ganaderos españoles perciban por sus productos unos productos acordes al valor de su trabajo.

El ministro se mostró convencido de que las empresas de distribucón como Mercadona, Alcampo o Carrefour será sensibles a la situación del campo español, que denuncia la gran brecha que existe entre lo que el agricultor percibe y el precio que paga el consumidor. Esta diferencia puede llegar a alcanzar hasta el 600%. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Planas ha afirmado que es “muy importante que la distribución contribuya a valorizar el trabajo del primario desde un punto de vista económico pero también reputacional”. “Comprendo (que a los agricultores) les preocupe algunas campañas publicitarias (de la distribución) que vienen a decir que el futuro es la espiral de las rebajas”, en un momento en el que “no hay que permitir la pérdida de valor económico y de la reputación de los agricultores”, ha señalado el ministro, que tiene previsto reunirse el próximo jueves con representantes de Carrefour.

Planas ha presentado ante el Consejo de Ministro un informe fruto de la reunión de este lunes con las organizaciones agrarias en el que se recogen las medidas que a su juicio hay que tomar ante la reducción de márgenes y la volatilidad de precios que vive el sector productor, que ha anunciado que mantendrá las movilizaciones. Entre ellas, ha mencionado su intención de incrementar la dotación pública de los seguros agrarios, estudiar la reforma de la ley del equilibro de la cadena alimentaria, para evitar la venta a pérdidas, y la convocatoria del Observatorio de la Ley de la Cadena para la próxima semana, con vistas al “examen pormenorizado” de los precios del aceite de oliva y de las frutas y hortalizas. Ante esta situación, Planas ha abogado por trabajar de forma coordinada y con diálogo con todas las partes implicadas para abordar la problemática. “Si no se produce ese compromiso será difícil salir de la situación”, señaló el ministro, quien advirtió que no será una tarea sencilla.

Planas ha indicado que el Gobierno está dispuesto a hacer junto a las comunidad autónomas todos los esfuerzos “para responder al fondo del problema”, que en su opinión también radica en “una dispersión de la oferta frente a la concentración de la distribución”. Las soluciones han de pasar por un “aumento de la dimensión” para ser más competitivos, y ha citado como ejemplo que a día de hoy no hay ninguna cooperativa española entre las primera 50 de la Unión Europea, pese a que España es “la huerta de Europa”. En cuanto a la futura Política Agrícola Común (PAC), ha recordado que se aproxima el momento final de su negociación y que el Gobierno mantendrá el mantenimiento de sus fondos como una “línea roja” dentro del presupuesto de la UE, también aún pendiente de aprobar.