El virus siega 51.000 pensiones en tres meses

El dato de bajas de abril ronda los 69.857 pensionistas menos, un 61% más que en marzo, la cifra más alta desde 2015

Último día de aplausos en la plaza de Olavide en Madrid. Parejas y ancianos salen a pasear y a tomar el sol
Último día de aplausos en la plaza de Olavide en Madrid. Parejas y ancianos salen a pasear y a tomar el sol©Gonzalo Pérez MataLa Razón

La Seguridad Social pagó 51.011 pensiones menos a 1 de mayo que las que afrontó en febrero, cuando realmente estalló la pandemia en España. Así se desprende de la caída en el número de prestaciones registrada a principios de marzo, cuando el sistema anotó 9.799.395 pensiones abonadas, 5.753 menos que las registradas a 1 de febrero, el primer descenso del número de pensiones en el año. La elevada mortalidad causada por el Covid-19 entre el colectivo de mayor edad así como el cierre de oficinas ha rebajado por segundo mes consecutivo el número de prestaciones, un hecho sin precedentes que muestra el impacto de la letalidad del coronavirus entre los jubilados.

Cierto es que de esas 51.011 pensiones menos abonadas en mayo muchas son porque las nuevas altas no han compensado las bajas medias mensuales y que hay pensionistas que cobran dos prestaciones, pero entre esas 51.011 pensiones menos hay miles de vidas perdidas y un rosario de sufrimiento para esas miles de familias.

Además, las muertes causadas por el coronavirus han provocado el primer descenso en el gasto en pensiones contributivas de la serie histórica. Las 38.508 pensiones contributivas menos abonadas a 1 de mayo, correspondientes a abril, supusieron un desembolso de 9.852,78 millones de euros, una caída mensual del 0,27%. El incremento del gasto es un 2,52% superior al efectuado el mismo mes del año pasado.

La Seguridad Social imputó el descenso en el número de pensiones abonadas al menor número de altas en el sistema como consecuencia del confinamiento y del cierre de oficinas. Según los datos oficiales, en abril se registraron 31.232 altas en el sistema, un 13,9% menos que el mes anterior y un 32,2% inferior al mismo mes de 2019. Si se considera el acumulado anual desde enero hasta el inicio de mayo de 2020, causaron alta 157.896 nuevas pensiones, un 22,1% menos que en el mismo periodo de 2019, y baja, 205.638 pensiones, un 17,5% más que el año anterior. El Ministerio no ofreció el dato de bajas de abril, pero sobre el acumulado se puede calcular que fueron 69.857, el 61% más que en marzo (43.370) y el dato más alto desde enero de 2015.

En lo que va de año, se ha registrado una reducción del 33,8% en el número de expedientes iniciados en comparación con el mismo periodo del año pasado (según los datos facilitados por el Instituto Nacional de la Seguridad Social). En marzo y abril se iniciaron 32.512 expedientes por jubilación, frente a los 49.798 correspondientes a un año antes.