Los aviones surcan el cielo europeo hace una semana

España ha sido de los últimos países de la UE en reabrir fronteras Mascarillas, cabinas desinfectadas y termómetros en las llegadas

Las aerolíneas defienden la seguridad del transporte aéreo y aseguran que el aire de la cabina se renueva cada tres minutos
Las aerolíneas defienden la seguridad del transporte aéreo y aseguran que el aire de la cabina se renueva cada tres minutosKHALED ELFIQIEFE

Los aeropuertos europeos vuelven de manera paulatina a la normalidad, pero con ciertos cambios. España se ha convertido en uno de los últimos países del club comunitario en abrir sus fronteras internas, ya que el grueso de los socios decidió dar este paso hace una semana, el 15 de junio. Otros países, como Italia, incluso se adelantaron en esta carrera con el objetivo de dinamizar el turismo y decidieron permitir los viajes con el resto de los países europeos el 3 de junio. A pesar de esto, las fronteras exteriores europeas permanecerán cerradas a cal y canto hasta el 1 de julio y los Estados europeos están trabajando de manera conjunta para elaborar una «lista blanca» con las nacionalidades de terceros países que tendrán que permitir la entrada a partir de ese día. Desde el 17 de marzo, tan sólo ha sido posible la entrada de los viajeros considerados esenciales: ciudadanos europeos atrapados en otras partes del globo y trabajadores imprescindibles para luchar contra la pandemia como investigadores o diplomáticos. Con el objetivo de que viajar al resto de los países europeos sea más fácil, el Ejecutivo comunitario ha elaborado una página web, reopen.europa.eu, en la que se detallan las restricciones aún vigentes y que se actualiza según los acontecimientos. Ésta es la situación en los principales países europeos.

Alemania

Las fronteras están abiertas tanto para el bloque comunitario como para los viajeros procedentes de Islandia, Noruega, Suiza, Reino Unido y Liechtenstein. Los estados federados han levantado la exigencia de cuarentena.

Italia

Libertad de viajar para los países europeos y también para los Estados que forman parte del espacio Schengen pero no pertenecen al bloque comunitario (Suiza, Liechtenstein, Islandia y Noruega) y otros países como Reino Unido, Andorra, Mónaco, Ciudad del Vaticano y República de San Marino.

Bélgica

Fronteras abiertas para países del bloque comunitario, Reino Unido y resto de países Schengen. El aeropuerto de Bruselas ha instalado un innovador mecanismo para medir la temperatura de todos los viajeros y prohíbe realizar el trayecto a los que superen los 38 grados y presenten síntomas de coronavirus.

Países Bajos

Acceso a los viajeros europeos y del resto de Schengen. Cuarentena durante 14 días para los pasajeros provenientes de Suecia y Reino Unido. Los turistas deben reservar su alojamiento y mostrar en la frontera esta reserva. Se les puede denegar la entrada si no presentan una reserva válida.

Grecia

El país no ha impuesto cuarentenas generalizadas, a partir del 1 de julio los viajeros serán sometidos a pruebas aleatorias. Todos los visitantes que lleguen a través del aeropuerto de Tesalónica se someterán a un test hasta el 30 de junio. La misma situación, se vivirá en el aeropuerto de Atenas para los viajeros europeos de las zonas más afectadas incluidos países como Italia, España, Países Bajos o Suecia. En este caso es necesaria una estancia de una noche. Si la prueba es negativa, el viajero podrá trasladarse al destino final. Si es positiva, podrá permanecer en cuarentena durante 14 días bajo supervisión.

Francia

Reabrió sus fronteras terrestres, marítimas y aéreas desde el 15 de junio siguiendo las recomendaciones de Bruselas, aunque la apertura al resto del mundo se hará de forma progresiva y diferenciada en función de la situación de cada país. Múltiples compañías han retomado su actividad que se realiza siguiendo estrictas medidas de seguridad en cada aeropuerto y vuelo: cabinas desinfectadas, mascarillas obligatorias en todos los vuelos, respeto a las distancias o la toma de temperatura en la entrada de aeropuertos. Informa desde París, Carlos Herranz.