Pensiones: los sindicatos avisan de que no se puede aprovechar la pandemia para congelarlas

“Seguramente se les ha olvidado su compromiso electoral; a nosotros, no”, advierte Pepe Álvarez. El líder de CSIF, Miguel Borra, denuncia que los funcionarios aún pierden entre un 13% y un 18% de poder adquisitivo por los recortes de 2010

El anuncio de la ministra de Economía, Nadia Calviño, de que el Gobierno se plantea en unos posibles presupuestos una congelación del sueldo de casi 3 millones de funcionarios y una subida mínima del 0,25% para las pensiones aprovechando que el cierre del IPC rondará el 0% ha desatado la reacción tanto de los sindicatos y organizaciones de funcionarios. El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha advertido de que no se puede aprovechar la pandemia para alentar una reforma de recorte de las pensiones y ha criticado que se planteen soluciones en virtud de la actual situación económica. En declaraciones realizadas en Baracaldo, Álvarez se ha referido también a la intervención del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo.

El líder sindical ha lamentado que el Gobierno haya ido a hablar de pensiones y no haya situado encima de la mesa la derogación de la reforma de las pensiones de 2013, que es un compromiso electora de los dos partidos que comparten tareas de Gobierno. “Seguramente se les ha olvidado. A nosotros no se nos va a olvidar y quiero advertir muy seriamente de que para UGT es una condición necesaria que se derogue la reforma de 2013 para poder hablar de un nuevo pacto, un nuevo acuerdo en materia de pensiones”, ha señalado Álvarez en declaraciones recogidas por Ep.

El secretario general de UGT ha remarcado que los sindicatos no van a aceptar recortes y ha señalado que no se puede hipotecar el futuro del sistema de pensiones aprovechando la actual situación económica generada por la pandemia. “De la misma manera que el sindicato dice a las empresas que no aceptará expedientes de regulación de empleo y cierres apoyándose en los datos de la situación económica actual, no es de recibo que alguien intente colarnos el debate de fondo de las pensiones”.

Por su parte, el presidente del sindicato de funcionarios CSIF, Miguel Borra, ha rechazado en declaraciones a la Cope cualquier congelación de los sueldos de los funcionarios con el pretexto de que han recuperado parte del poder adquisitivo perdido con los recortes aprobados por Zapatero en 2010 (de entre el 5% y el 10%) y las posteriores congelaciones. Borra ha recordado que los funcionarios aun acumulan una pérdida de poder adquisitivo de entre el 13% y el 18%.