Invertir en empresas españolas o extranjeras sin pagar comisiones por fin es posible

Invertir en acciones extranjeras tenía asociados dos inconvenientes para el pequeño inversor, ya que a pesar de la evolución de la acción tenía que lidiar con el riesgo de invertir en otra divisa y unas mayores comisiones. Cuando compras una acción con una moneda distinta a la tuya debes tener en cuenta el tipo de cambio, ya que te puede favorecer o ir en tu contra

En XTB, puedes abrir tu cuenta totalmente online en tan sólo 15 minutos y empezar a invertir.XTBLa Razón

Cada vez son más los inversores que optan por cubrirse el riesgo divisa mientras dure la inversión para estar expuesto únicamente a la variación de la acción. Derivados como los cfd´s nos permiten eliminar el riesgo de que el tipo de cambio vaya en nuestra contra a un precio muy reducido. Respecto a la otra preocupación de los inversores, las comisiones, parece que van camino de extinguirse.

A principios del mes de octubre, el bróker online XTB revolucionó el mercado español al anunciar que eliminó las comisiones en acciones y ETF´s al contado de todos los países. Sus clientes no pagarán comisiones en las compras y ventas hasta 100.000 euros mensuales. Además, tampoco pagarán gastos de custodia en sus carteras de inversión hasta 250.000 euros. Invertir en bolsa nunca había sido tan barato y accesible, desde 500€, puedes comenzar a invertir en Bolsa.

Para ello, contar con el mejor socio para tus inversiones es siempre un factor a nuestro favor. En XTB, puedes abrir tu cuenta totalmente online en tan sólo 15 minutos y empezar a invertir. El proceso es muy sencillo, únicamente tienes que entrar en su web o pinchar aquí y seguir el proceso de apertura de Cuenta con el mejor Bróker regulado en España por CNMV con todo un Equipo de profesionales como respaldo, la mejor formación del sector y la mejor tecnología de inversión a través de la Plataforma xStation.

Las fuertes caídas de la bolsa española junto a las inciertas perspectivas económicas están provocando un cambio en la mentalidad de los inversores, que buscan en acciones de otros países la posibilidad de rentabilizar sus ahorros. Tradicionalmente las grandes compañías del Ibex 35 han sido la primera opción de los inversores españoles, ya que les transmitía una enorme seguridad comprar empresas muy reconocidas y presentes en su vida cotidiana.

Hay una opinión infundada entre muchos inversores que consideran que las principales empresas españolas nunca quebrarán o que a largo plazo siempre subirán en bolsa. Es muy importante saber diferenciar entre una buena empresa y una buena inversión. No hay dudas sobre la competitividad y el capital humano de estas empresas, pero hay algo que tiene en común Santander, Telefónica, Repsol y BBVA, que todas ellas han caído más de un 50% en lo que va de año.

Recuperar una pérdida así, supone que el precio de la acción tiene que subir un 100% para volver al punto de partida. El hecho de no cortar las pérdidas a tiempo puede provocar que el inversor se convierta en preso de su posición durante décadas o que la liquide en mínimos fruto del pánico. Para hacernos una idea, en el Ibex 35 sólo hay dos compañías que han doblado su precio en los últimos tres años, Siemens Gamesa y Cellnex.

La primera de ellas es líder en el sector de las energías renovables y ha elevado sus perspectivas ante el compromiso de las principales potencias europeas de llevar a cabo un exigente plan sobre la transición energética. La segunda se ha convertido en la primera empresa europea y la segunda a nivel global en torres de comunicación, en un momento en el que la tecnología 5G está llamada a revolucionar el mercado.

Esto nos lleva a reflexionar sobre la importancia de rotar nuestras inversiones hacia sectores en crecimiento. Es verdad que nos encontramos en un momento extraordinario, y que gran parte de las pérdidas acumuladas de muchos de los negocios tradicionales han sido provocadas por una situación sin precedentes. Sin embargo, los inversores no pueden escudarse en ello cuando existen otro tipo de compañías que han tenido un comportamiento totalmente opuesto. Mientras el Ibex 35 pierde en lo que va de año cerca de un 30%, el Nasdaq 100 gana más de un 30%.

Las empresas tecnológicas se han convertido en uno de los principales pilares de crecimiento durante los últimos años, tanto es así, que las cinco compañías más valiosas del mundo pertenecen a este sector. La popularidad de estos negocios ha crecido hasta el punto de que es extraño que alguien no utilice diariamente alguno de los servicios ofrecidos por Microsoft, Google, Amazon, Netflix o Facebook.

Aunque es cierto que han sido las empresas más beneficiadas durante este periodo, ya venían liderando el mercado durante la última década. El comportamiento de este tipo de compañías no es casual, ya que además de mantener una línea ascendente en sus ingresos han sido capaces de seguir innovando para ofrecer cada día mejores soluciones a sus clientes. El excelente comportamiento de estas acciones ha llamado la atención de unos inversores que han perdido el miedo a invertir sus ahorros en el extranjero.

Hasta hace poco tiempo invertir en acciones de otros países era complicado desde un punto de vista operativo, ya que los clientes de los bancos no disponían de todas las herramientas necesarias para hacerlo. La mayor cultura financiera, ha aumentado las exigencias de los clientes, permitiendo la entrada de nuevos intermediarios especializados únicamente en operativa bursátil.