Coronavirus

El confinamiento perjudica el mercado de falsificaciones

Solo un 5% de españoles admite haber comprado a sabiendas copias en el último año

Manteros en el centro de Sevilla
Manteros en el centro de SevillaManuel Olmedo

Los españoles han reducido drásticamente el consumo de productos falsos. Solo un 5% afirma haber comprado intencionadamente falsificaciones en los últimos 12 meses, lo que supone un descenso de seis puntos porcentuales desde que la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) realizó su último análisis. También en internet ha caído el mercado de copias, ya que un 10% de los españoles encuestados reconoció haber accedido a contenidos procedentes de fuentes digitales ilegales durante ese período, cifra que también equivale a un descenso de seis puntos porcentuales desde el estudio anterior.

En el conjunto de la UE, las cifras son similares. Un 5% de los europeos afirma haber comprado a sabiendas copias en el último año y únicamente el 8% admite haber accedido intencionadamente a contenidos en línea a través de fuentes ilegales durante el mismo período. Según una nueva encuesta publicada hoy por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), en la que participaron 25 636 residentes de la UE mayores de 15 años para hablar sobre sus actitudes y su comportamiento en relación con la propiedad intelectual (PI).

En internet, 42 de cada cien europeos ha pagado por acceder, descargar o reproducir contenido protegido por derechos de autor de un servicio legal en los últimos 12 meses, lo que supone un aumento de 17 puntos porcentuales desde el último estudio de este tipo realizado por la EUIPO en 2017. En España, el dato se eleva al 54 por ciento (30 puntos más).

En general, tres cuartas partes de los europeos encuestados afirman que la calidad de los contenidos legales en línea ha mejorado y el 89 indica que, si el precio fuera razonable, preferiría acceder lícitamente.

La encuesta ha puesto de manifiesto que cuatro de cada cinco ciudadanos entiende bien el concepto de PI, y que aquellos que mejor lo conocían eran menos propensos a comprar falsificaciones o descargarse contenidos ilegalmente.

Es más probable que los jóvenes admitan que han comprado productos falsificados o accedido a contenidos en línea pirateados ya que el 10 por ciento de entre 15 y 24 años confesó haber comprado conscientemente productos falsos y el 23 entrado, descargado o reproducido intencionadamente contenidos.