Se prorroga la moratoria del pago de créditos hipotecarios y de consumo hasta nueve meses

Podrán acceder las empresas del turismo o del transporte con una reducción de la facturación del 40% durante la pandemia.

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero interviene durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero interviene durante la rueda de prensa posterior al Consejo de MinistrosEUROPA PRESS/M.FERNÁNDEZ. POOL Europa Press

El Gobierno dio hoy vía libre a una nueva moratoria del pago de los créditos hipotecarios y de consumo durante nueve meses para los colectivos más afectados por la pandemia. Así, las personas que hayan accedido ya a moratorias anteriores podrán solicitar un nuevo aplazamiento hasta agotar una duración máxima de nueve meses. Esta parada del reloj se podrá solicita hasta el 30 de marzo próximo. Además, podrán acogerse a estas moratorias las empresas del sector del turismo y del transporte, los que más han sufrido durante la crisis del coronavirus. Así, lo puntualizó hoy la ministra portavoz, al término del Consejo de Ministros. La medida beneficiará “fundamentalmente” a hogares y trabajadores vulnerables, así como a empresas del turismo o del transporte con una reducción de la facturación del 40% durante la pandemia. Esta medida se produce después de que la semana pasada el Consejo de Ministros aprobara la prórroga de la moratoria en el pago del alquiler.

Las moratorias del pago de la hipoteca podrán solicitarse para la vivienda habitual o un local en el que el autónomo desarrolla su actividad, así como en viviendas alquiladas, en las que el propietario está hipotecado y ha dejado de percibir el alquiler por el estado de alarma. Además, cualquier persona considerada “vulnerable” con un crédito al consumo o cualquier tipo de financiación con cuota podrá acogerse a las moratorias para préstamos no hipotecarios. Y las empresas del sector del turismo podrán solicitar también moratorias para los créditos sobre hoteles, alojamientos turísticos o locales de agencias de viajes, y las del transporte para las cuotas de sus préstamos, leasing o renting de vehículos.

El Consejo de Ministros ha considerado vulnerable un consumidor en paro, autónomos con una caída de sus ventas de al menos el 40 %, así como familias cuyos ingresos no superen mensualmente tres veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples). Es decir, aquellas familias con 1.613,53 euros al mes. También podrán acceder a esta moratoria los hogares españoles a las que el pago de las hipotecas y de los gastos básicos les suponga más del 35% de sus ingresos, así como cuando la carga hipotecaria, respecto a los ingresos, se multiplique al menos por 1,3, según las explicaciones de Escrivá.

El Gobierno aprobó este y el pasado martes las nuevas moratorias tras las directrices aprobadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que permiten la ampliación del plazo de solicitud. Según los datos facilitados hoy por la ministra de Hacienda, hasta el 31 de diciembre, la banca había concedido 1,38 millones de moratorias, incluidas las de las normas aprobadas por el Gobierno como las aplicadas por el sector financiero, que suman 794.386. Las moratorias legales han posibilitado el aplazamiento del pago de 220.000 hipotecas de particulares, de 1.362 hipotecas de autónomos y empresas del sector del turismo, de 363.176 préstamos de consumo y de 1.661 contratos de leasing y factoring a empresas del transporte, según los datos de Hacienda.