Estar casado, el “truco” para pagar la mitad en el seguro del coche

Los solteros deben hacer frente a pólizas hasta un 43% más caras al conducir peores coches, tener menos experiencia y considerárseles menos prudentes

Una pareja pone las cadenas a las ruedas de su coche en una carretera del Pirineo aragonés
Una pareja pone las cadenas a las ruedas de su coche en una carretera del Pirineo aragonésVeronica Lacasa / Veronica Lacasa Veronica Lacasa / Veronica Lacas

El matrimonio no es solo un acuerdo sentimental, sino también legal. Y como todo contrato, lleva ligado una serie de obligaciones y derechos. Las parejas casadas pueden disfrutar de ventajas fiscales, laborales y prestacionales. Además, más allá de lo que establecen las leyes, los miembros de un matrimonio también puede acceder a condiciones más beneficiosas al contratar ciertos productos, como por ejemplo el seguro del coche. El comparador de seguros Acierto.com ha aprovechado la proximidad de San Valentín para analizar cómo afecta estar soltero o casado a la póliza del coche. La conclusión es clara: estar casado puede suponer un ahorro hasta del 50%, no tanto por el estado civil, sino por el compromiso y la responsabilidad que conlleva el matrimonio.

Solteros: peores coches, menos experiencia y más temerarios

La Constitución niega la posibilidad de discriminar por sexo o cuestiones personales, como el estado civil. No obstante, la teoría cambia en la práctica. Los factores que hacen que los solteros pueden llegar a pagar hasta un 43% más por su seguro de coche que sus homólogos casados son varios. En primer lugar, “un conductor soltero suele entrañar más riesgos que uno que está casado y tiene hijos. Se estima que el conductor que lleva a su familia será más prudente que aquel que viaja solo y no tiene responsabilidades”, explican desde el comparador. Los solteros también suelen ser más jóvenes que los casados y, por lo tanto, menos experimentados, lo que supone mayor riesgo para la aseguradora. Además, su poder adquisitivo suele ser menor, al ser más jóvenes y no compartir los gastos con su pareja, por ello suelen conducir peores coches.

Tras elaborar un comparativa entre 100.000 usuarios, el análisis Acierto.com revela que el número de solteros que conducen un coche de más de 15 años de antigüedad es un 20,5% superior que los casados. Estos últimos conducen coches nuevos en un 10,3% más de los casos. La antigüedad del vehículo influye significativamente en el aumento de la cuota del seguro. Un coche antiguo conlleva más averías, más riesgos de accidentes y tiene peores sistemas de seguridad, lo que implicaría un desembolso mayor en caso de siniestros con daños personales.

Los seguros de coche a terceros y a todo riesgo con franquicia salen 33% más caros para los solteros, un porcentaje que se ve incrementado hasta el 43% para las pólizas a todo riesgo sin franquicia. De esta manera, de media, los solteros pagan un 34% más de seguro de automóvil que los casados.

Asumen todos los gastos

Estar soltero no solo conlleva un gasto extra en el seguro del coche. El alquiler o la hipoteca, los suministros, la compra, el pago de impuestos, básicamente todos los gastos se asumen de forma individual, lo que ocasiona que los solteros lleguen a final de año con 8.000 euros en el bolsillo menos que los casados. Tampoco pueden disfrutar, por ejemplo, de ofertas 2x1 en viajes o gimnasios. Esto también provoca que sean los que más préstamos solicitan y más estresados viven.