Los costes de producción de los ganaderos, disparados

La subida de los precios de los cereales y de la soja, causa del incremento

Una granja de vacas
Una granja de vacas

La importante subida que están experimentado los precios de los cereales y de la soja durante los últimos doce meses ha provocado un fuerte incremento de los costes de producción para los ganaderos en el capítulo de la alimentación animal. A título de ejemplo, el maíz ha subido en Chicago el 56,8 por ciento en el último ejercicio, al pasar de 348,40 centavos bushel a 546,40; en el mercado de París, el aumento de este cereal ha sido más moderado, tan solo del 24,3 por ciento. La soja se lleva la palma, con alzas que han oscilado en la bolsa norteamericana entre el 25,8 para la harina, el 60,4 para el haba y el 106 por ciento en el caso del aceite de esta oleaginosa.

En el mercado interior español, las cotizaciones de los cereales también se han disparado en el mismo periodo con subidas del 30,22 por ciento para el maíz, del 16 por ciento para la cebada y el trigo forrajero en la Lonja del Ebro con sede en Zaragoza. En Salamanca el maíz ha registrado incrementos en estos últimos doce meses del 27 por ciento, si comparamos los precios de finales de marzo de 2020 con los de la semana pasada. Este último cereal se ha anotado subidas del 35 y del 34 por ciento en las provincias de León y Córdoba.

Debido a estos importantes incrementos de los precios, los ganaderos han tenido que hacer frente a un importante aumento de los costes de producción, que, en la mayor parte de los casos, no han podido reflejar en el precio de venta de sus animales o productos. La situación más grave se da en el caso de la leche de vaca. Así, las organizaciones agrarias han pedido al Ministerio de Agricultura la convocatoria de la «Mesa Láctea» para buscar una solución al problema. Argumentan que los ganaderos se encuentran asfixiados económicamente por unos costes de producción cada vez más altos y unos precios de venta de la leche inamovibles por parte de las industrias lácteas.