La mitad de los bancos duplica sus clientes digitales durante la pandemia y alcanzan ya el 60% del total

Las restricciones y confinamientos han multiplicado las operaciones digitales de los clientes senior, según una encuesta de KPMG

Sucursal de Caixabank
Sucursal de Caixabank©Gonzalo Pérez MataLa Razón.

La cantidad de clientes digitales de la banca se ha disparado durante la pandemia y ya ha alcanzado el 60% en la mitad de los bancos, mientras que antes de la crisis sanitaria, en enero de 2020, solo el 28% de las entidades contaba con esa cantidad de usuarios en línea. Según una encuesta realizada en enero por el Observatorio de la Digitalización Financiera Funcas junto a KPMG, el 39% de las entidades cuenta con un porcentaje de clientes digitales superior al 80%, en tanto que un 11% los sitúa entre un 60% y un 80%, y el 22% entre el 40% y el 60%.

“El fuerte incremento de clientes y operaciones digitales se debe principalmente a la penetración digital en el sector más sénior de la población, segmento menos digitalizado hasta el momento”, ha explicado el socio responsable del sector Financiero de KPMG en España, Francisco Uría.

Solo un 28% de las entidades encuestadas cuenta con un porcentaje de menos del 40%. La base de estos clientes digitales ha crecido con fuerza durante la pandemia y el informe sostiene que los cambios provocados por esta situación serán más estructurales y permanentes de lo que se pensó en un primer momento.

Los medios de pago son uno de los mejores ejemplos para ilustrar la tendencia: si bien antes de la crisis sanitaria el efectivo, la tarjeta física y las transferencias eran los más predominantes, se prevé que a medio plazo pierdan relevancia frente a los ‘wallets’ como Google y Apple Pay y Bizum. “La pandemia ha hecho que el pago sin contacto avance en un año lo que lo hubiera hecho en los próximos cinco, asentando el cambio digital”, ha destacado el director de Estudios Financieros de Funcas y director ejecutivo del Observatorio de Digitalización Financiera de Funcas, Santiago Carbó.

Asimismo, el informe señala la aparición de nuevos participantes como las grandes tecnológicas y las fintech, que están provocando un cambio en el ‘status quo’ de las entidades bancarias y han obligado a los bancos españoles a invertir en tecnología y buscar alianzas para cubrir las nuevas alianzas de sus clientes.