Santander lanza 1.000 hipotecas para jóvenes con una financiación de hasta el 95%. ¿Cómo funcionan?

Están pensadas para clientes de hasta 35 años con un plazo máximo de amortización de 30 años. Estos son los requisitos para acceder a una de ellas

La posibilidad de sufrir un robo en su domicilio le quita el sueño a casi 4 de cada 10 españoles (37%).
La posibilidad de sufrir un robo en su domicilio le quita el sueño a casi 4 de cada 10 españoles (37%).

El alquiler es una condena a la que están sometidos los jóvenes cuando dan el paso de independizarse. La mayoría preferiría evitar el pago mensual de elevadas cuotas que caen en saco roto y optar por adquirir una vivienda, pero su situación económica y laboral no se lo permiten. No tener un colchón de ahorros para hacer frente a la entrada de la vivienda, su corta edad y su inestabilidad laboral son los grandes impedimentos a la hora de solicitar una hipoteca. Una alternativa apta para estos perfiles son las hipotecas jóvenes, un producto bancario ya conocido por muchos pero cuya oferta es muy reducida. Para liberar a los más jóvenes de las cadenas del alquiler, el Santander ha lanzado al mercado una innovadora hipoteca que financia hasta el 95% del valor de tasación o compraventa de una vivienda para clientes de hasta 35 años, con un plazo máximo de amortización de 30 años y con la condición de aportar un aval para su contratación.

Cómo funcionan y requisitos

La bautizada como “Hipoteca Joven” la formula a través de su modelo de banca para jóvenes “Santander SmartBank” y arranca inicialmente con solo 1.000 préstamos para hipotecas estándar a tipo variable o fijo. Para adquirir este producto, será necesario aportar un aval personal que se extinguirá a los 5 años desde la formalización de la hipoteca. De esta manera, se compensará la falta de ahorros de estos jóvenes, ya que al contratar un hipoteca se suele exigir un 20% mínimo de ahorros. Además, en la web, los clientes y no clientes dispondrán de toda la información del producto junto con un simulador para facilitar el cálculo de sus cuotas.

El Santander ha decidido dar el paso con un producto que barajó lanzar hace meses de la mano del Instituto de Crédito Oficial (ICO), con la intención de que esa garantía la expidiese el organismo público, según ha detallado este martes la propia entidad. Para calcular el 95% de financiación máxima a otorgar, se utilizará el menor valor de entre la tasación de la vivienda y el importe de la compraventa.

Rasgos generales de las hipotecas jóvenes

Los atributos que caracterizan a las hipotecas jóvenes son su mayor porcentaje de financiación, que en buena parte de los casos es superior al 80% y puede alcanzar el 100%; su mayor tiempo de devolución, pudiendo alcanzar los 35 o 40 años; y unas cuotas mensuales más bajas. Asimismo, estas hipotecas no suelen tener comisión de apertura y algunas entidades tampoco aplican compensaciones por amortización anticipada o por subrogación. No obstante, esta mayor flexibilidad debe ir acompañada del cumplimiento de exigentes requisitos. Los más habituales son: tener un trabajo estable y antigüedad laboral, contar con ciertos ahorros y con un salario o suma de salarios elevada, y no acumular deudas ni impagos.

Otras ventajas del Santander por domiciliar la nómina

La división de banca para jóvenes SmartBank, que el pasado mes de enero alcanzó el millón de clientes o Smarters, refuerza con esta hipoteca “la oferta especialmente diseñada para este segmento y que atiende necesidades e inquietudes de los jóvenes en el contexto actual de transformación socio-económica”, afirmó el banco. Junto a la nueva hipoteca y dentro de esa propuesta ha puesto además en marcha una campaña de captación de nóminas donde ofrece hasta 100 euros brutos de regalo por su domiciliación y que estará vigente hasta el 30 de junio. Para beneficiarse de la promoción los nuevos clientes solo tienen que ser titulares de una cuenta en el banco, domiciliar su nómina como mínimo 12 meses e inscribirse en la campaña.