Los 68.000 millones ahorrados por los españoles, la gran esperanza del sector turístico

De lo que gasten dependerá en buena medida que la industria salve el verano

Varias personas en una terraza de la plaza de El Pilar de Zaragoza, ayer
Varias personas en una terraza de la plaza de El Pilar de Zaragoza, ayerJAVIER BELVEREFE

Con británicos, franceses y alemanes renuentes a venir a España por voluntad propia o por las restricciones ajenas -ayer mismo, Reino Unido sacó a las Baleares de su lista de destinos seguros, por lo que los británicos que las visiten necesitaran a su vuelta la pauta completa de vacunación para no hacer cuarentena-, el turismo nacional se ha convertido más que nunca en la gran esperanza blanca del sector. Como señalaba hace un par de días BBVA Research, el gasto que los españoles realicen en la temporada veraniega se antoja clave para la reactivación no sólo de esta industria en particular sino de la economía española en general. Y la verdad es que las carteras están llenas. Según aseguró ayer este mismo centro de estudios al presentar sus previsiones de crecimiento para España, los hogares españoles tienen en estos momentos una bolsa de ahorros de cerca de 68.000 millones de euros.

En la presentación de este documento, el responsable de Análisis Económico de la entidad, Rafael Doménech, se mostró optimista con respecto a la posibilidad de que el consumo de estos hogares crezca más en los próximos meses, lo que se acabaría filtrando en el sector turístico. Según Domenech, si la bolsa de ahorro es asimilada como un aumento de renta de los hogares, el consumo podría crecer, de media, entre un 1,1% y un 2% en 2021 y 2022. De controlarse el virus, los sesgos en las previsiones serán al alza. «El fuerte crecimiento que se ha observado en el gasto privado podría ser más elevado de lo que en principio se pensaba», según BBVA.

Pocos ingresos exteriores

De cuánto gasten de esta hucha los españoles dependerá en buena medida la recuperación del turismo dado que los que están llegando de fuera no están dejando demasiado dinero en caja. Según los datos del informe «Análisis de flujos turísticos nacionales en tiempo real» de BBVA Research, el gasto de los extranjeros estará un 50% por debajo de los niveles prepandemia este año, los del año 2019.

Frente al comportamiento de los visitantes extranjeros, el gasto de los españoles en otras regiones se situó ya a finales de junio un 4% por encima del nivel de 2019. Este ejercicio, el gasto turístico ha seguido cayendo a principios de año. Sin embargo, el levantamiento del estado de alarma a partir del 9 de mayo «empujó el consumo de los españoles fuera de su provincia de residencia», según refleja el estudio de BBVA Research.

No obstante, este incremento parece que no será suficiente para compensar lo de dejen de aportar los turistas extranjeros, aunque, si se mantiene la tendencia, podría ayudar al sector al menos a salvar medianamente la temporada. El gasto turístico nacional en julio y agosto representa un 26% del total anual, con lo que la recuperación de este sector estos meses es «fundamental», sobre todo en algunas regiones como el Mediterráneo o las islas, donde podría compensar en parte el menor flujo de viajeros extranjeros, según BBVA Research. En el caso de Canarias, por ejemplo, la recuperación estaría siendo más gradual y aunque depende especialmente de los turistas extranjeros, el banco es optimista sobre las perspectivas de la región, que cree que será la segunda con mayor crecimiento de la economía en los dos próximos años.