Cooperativas de viviendas, una forma inteligente de comprar

Adquirir una casa a través de estas sociedades supone ahorrar hasta un 20%

FOTO: La Razón LACOOOP

En un momento como el actual, con las consecuencias de la pandemia de la COVID-19 marcando la situación económica del país, adquirir una vivienda no es tarea sencilla. Los jóvenes tienen muchas dificultades para independizarse, las familias buscan ahorrar al máximo a la hora de comprarse una casa y a la vez necesitan que esta tenga todas las comodidades necesarias para convertirse en un hogar. Teniendo en cuenta este contexto, recurrir a la forma tradicional de adquirir una propiedad quizá no sea la mejor opción, y hay una alternativa: las cooperativas de viviendas. Gracias a ellas es posible comprar una vivienda de calidad, más económica y ahorrando importantes cantidades de dinero.

LACOOOP, «lamadredelascooperativas» es el buscador de cooperativas de viviendas más avanzado del mercado, y ofrece 87 filtros que permiten al comprador encontrar la casa que más se adecue a sus gustos y necesidades. También pone a su disposición toda la información que se necesita saber para entender el funcionamiento de estas sociedades que, entre otras cosas, implican decir adiós a los promotores inmobiliarios y a sus comisiones, lo que puede suponer un ahorro hasta del 20%.

La forma de consumir cualquier tipo de producto está cambiando, y en la actualidad se habla del «Consumidor 2.0», un consumidor exigente, inteligente, que compara, que se implica emocionalmente y que está preocupado por cuestiones medioambientales y sociales. Todas estas características coinciden con el perfil del comprador que recurre a las cooperativas de viviendas.

Beneficios fiscales

Si hablamos de ahorro, tenemos que hablar de los beneficios fiscales de los que gozan las cooperativas de viviendas gracias a su función social: están exentas de abonar el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados respecto a los actos de constitución, ampliación de capital fusión y escisión, así como con respecto a la constitución y cancelación de préstamos. Con respecto al Impuesto de Sociedades, sólo se les aplica un tipo del 20%. Además, gozan de una bonificación del 95% de la cuota del Impuesto sobre Actividades Económicas. Por último, podrán compensar las cuotas negativas con las positivas de los períodos impositivos siguientes con un límite del 70% de la cuota íntegra previa a su compensación.

Por todos estos motivos hablamos del comprador de viviendas de cooperativa como un comprador inteligente. Como inteligente es adquirir una vivienda a precio de coste, sin depender del tradicional promotor inmobiliario y pudiendo abonar la entrada a cómodos plazos mientras termina el proceso de construcción, lo que implica que el importe del préstamo hipotecario y de sus intereses disminuyan.

Sostenibilidad y ahorro

Con el ahorro están relacionados también los conceptos de eficiencia energética y respeto al medio ambiente, dos facetas que caracterizan al Consumidor 2.0. Las cantidades económicas aportadas por los socios para pagar sus viviendas van a una cuenta especialmente protegida y están avaladas por una entidad bancaria, y además, los socios solo necesitan tener ahorrada la entrada de la vivienda, la cual abonan en cómodas mensualidades. El banco se encarga del financiar el 80% restante a través de un préstamo promotor que pasará a ser la hipoteca que cada socio tenga que abonar por su vivienda.

Esta forma de pago convierte a las cooperativas de viviendas en la fórmula perfecta para que una persona pueda ampliar su patrimonio sin darse apenas cuenta en el caso de que decida poner la vivienda en alquiler cuando le entreguen las llaves, y, así, amortizar la hipoteca con las rentas del alquiler. Por su parte, los bancos no corren riesgo porque solo participan en el proyecto si la viabilidad de éste es evidente.

LACOOOP, «lamadredelascooperativas», le facilitará toda la información que necesita para conocer las características y el funcionamiento que tienen las viviendas en cooperativas, que le permitirán vivir en las mejores condiciones, sin gastos innecesarios y contribuyendo a la sostenibilidad.