Los jubilados penalizados por retirarse anticipadamente desmienten el informe de Escrivá sobre largas carreras de cotización

El ministro de Seguridad Social presentó el pasado julio el informe sobre la eliminación de los coeficientes reductores en largas carreras de cotización sin una solución. “Está claro que fue hecho a medida para obtener los resultados que pretendía”, denuncia Asjubi40 en un su contrainforme

Asjubi40 entregó en el registro del Congreso de lo Diputados una recopilación de 40 testimonios de jubilados anticipados afectados por coeficientes reductores, a 22 de junio de 2021
Asjubi40 entregó en el registro del Congreso de lo Diputados una recopilación de 40 testimonios de jubilados anticipados afectados por coeficientes reductores, a 22 de junio de 2021Jesús G. FeriaLa Razón

El pasado día 30 de julio, el Ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, presentó (con seis meses de retraso) un informe sobre largas carreras de cotización, requerido por la recomendación número 12 del Pacto de Toledo y refrendado posteriormente por el Congreso de los Diputados. Las conclusiones de ese documento titulado «Informe sobre el acceso a la pensión de jubilación anticipada para trabajadores con carreras de cotización largas» hicieron realidad los peores presagios de los afectados representados por Asjubi40: el Ministerio de Seguridad Social no recomienda ni quiere eliminar los coeficientes reductores que penalizan a estos pensionistas. El gasto y la estabilidad del sistema de pensiones es uno de los principales motivos sobre los que sustentó su postura.

El documento fue rechazado por Asjubi40, la asociación que reclama que con 40 años o más cotizados se pueda acceder al 100% de la pensión pese a haberse retirado anticipadamente, por no proponer una solución al problema y sacar conclusiones sesgadas. “Tergiversa el concepto de contributividad, hace comparaciones sin sentido entre pensiones medias y utiliza la brecha de género con una intención manipuladora para justificar lo injustificable”, denuncia Asjubi40 en el contrainforme que este jueves ha entregado en el Congreso de los Diputados para desmontar el que Escrivá presentó el pasado 30 de julio.

Comparaciones sesgadas entre pensiones medias

El estudio de Escrivá, en primer lugar, plantea que la jubilación anticipada “reduce el tiempo de actividad laboral” y “deja de ingresar cotizaciones”. “¿Es que no consideran la variable años de cotización?”, se pregunta la asociación. En este aspecto, Asjubi40 critica que “el informe se ciñe a ‘edad ordinaria de jubilación’ y menosprecia a los ‘años de cotización’. Para ello tergiversa completamente el concepto de contributividad”.

El segundo punto que desmiente la asociación es la comparación que realiza el estudio de la pensión media de las personas jubiladas de forma anticipada con coeficientes reductores (1.638,72 euros) con la jubilación ordinaria (1.211,41 euros). “Esa comparación la hace para justificar la bondad de los coeficientes reductores”, recoge el contrainforme. La pregunta que plantea Asjubi40 es ¿qué tiene que ver el importe de la pensión con la bondad y razonabilidad de los coeficientes reductores? “La pensión de cada persona depende de la base de cotización y de los años cotizados. Así de claro. Así de simple. ¿Es que el informe pretende decir que las personas jubiladas de forma anticipada con coeficientes son ricas? ¿pretenden dividir y enfrentar a las personas jubiladas?, ¿es un delito haber cotizado más años?”, se cuestionan desde la asociación.

“Es un planteamiento claramente tendencioso, muy sesgado y que no se ajusta a la moralidad”, opina Asjubi40. Sobre todo teniendo en cuenta que el informe no compara la situación de estos jubilados penalizados con las pensiones medias de las clases pasivas del Estado y los 8 regímenes especiales existentes, que ascienden a 2.098 euros.

“El gráfico de la vergüenza”

Gráfico contrainforme de Asjubi40 FOTO: Asjubi40

La tabla muestra, por ejemplo, que la jubilación anticipada forzosa a los 61 años, con 44 años cotizados, la pensión baja al 74% (al aplicarse un coeficiente reductor del 26%). La jubilación anticipada voluntaria a los 63 años, con 40 cotizados, baja al 85% (al aplicarse un coeficiente reductor del 15%) y con el nuevo Proyecto de Ley que se pretende llevar a cabo, se aprecia que la reducción pasaría al 81% (coeficiente reductor del 19%). En el supuesto de tener 44 años cotizados, la pensión pasaría del 86% al 83%, penalizando aún más este tipo de jubilación anticipada (del 14 al 17%).

Uso de la brecha de género en su favor

El texto presentado por Asjubi40 también sostiene que el informe elaborado por el ministerio de Escrivá “utiliza la brecha de género con una intención manipuladora para justificar lo injustificable”. “El problema de la brecha de género es un tema que, por supuesto, excede totalmente al objeto del informe. Es vergonzante y humillante utilizar a las mujeres para intentar justificar la existencia de los coeficientes reductores”, señalan desde la asociación.

En relación al número de años cotizados por las nuevas altas en jubilación, el documento presentado por Asjubi40 señala que el informe original muestra datos correspondientes únicamente a 2020, un año especialmente atípico. “Pone énfasis en que el 55% de nuevas altas se producen con más de 40 años cotizados simplemente para deformar y que la información sea malinterpretada”, recoge el contrainforme. Por ello, Asjubi40 reclama el ministro de Seguridad Social debería presentar un gráfico que muestre la evolución de esa variable en los últimos 15 años.

Otro cabo sin atar del informe de Escrivá es que no incorpora ningún estudio actuarial que justifique la razonabilidad y equidad de los coeficientes reductores existentes en la actualidad, ni en los propuestos en el Acuerdo de la Mesa de diálogo social. “Es de matrícula de honor cuando como justificación de la existencia de los coeficientes reductores se le ocurre escribir ‘hay que tener en cuenta el bienestar que reporta a la persona que se jubila anticipadamente el tiempo de ocio de que dispone’”, señala la asociación.

Por otro lado, el documento de Asjubi40 subraya que el informe de Escrivá incorpora ejemplos con casuísticas similares que no recogen la diversidad del colectivo. Asimismo, considera que aporta información sesgada cuando compara el sistema de pensiones español con los de otros países europeos, ya que muestra únicamente los años de cotización necesarios para poder acogerse a la jubilación anticipada, pero no facilita información detallada de los eventuales coeficientes reductores en esos países, que en muchos casos son inexistentes.

“Poner precio a la justicia”

El punto más grave del informe, según los afectados, es que la Seguridad Social intente “poner precio a la injusticia”. El documento original calculó que “la eliminación de los coeficientes reductores a quienes hoy ostentan la condición de pensionista de jubilación anticipada supondría un incremento del gasto anual de 2.745 millones de euros en 2021. Y considerando la evolución de este colectivo en función de sus probabilidades de supervivencia, la medida implicaría aumentar el compromiso de gasto futuro (valor presente actuarial) en estas pensiones en 44.345 millones de euros”. Es decir, el informe propone proseguir con una situación injusta, justificándolo en el presunto coste económico que supondría revertir esa injusticia e indignidad. “Y se queda tan ancho… Cualquier economista de primer curso le diría, que esos ‘gastos’ tienen la bondad’ de producir ingresos”, argumentan los representantes del medio millón de jubilados penalizados.

En este sentido, la asociación defiende que jubilación anticipada para personas con largas carreras de cotización conlleva amplias ventajas como la disminución paro juvenil, la disminución paro en personas mayores, la disminución desempleo de larga duración, la disminución coste bajas laborales (asociadas a la edad), un aumento de la productividad, una mejora en la adaptación nuevas tecnologías y, claro está, “el mayor consumo, debido a mayor dinero a disposición de los jubilados, causaría creación de empleo, realimentando el ciclo económico”, recoge el contrainforme.

Informe “hecho a medida” para conseguir lo que pretendía

“Parcialidad” y “tergiversación”. Así considera Asjubi40 que han sido tratados los datos en el informe que la Seguridad Social presentó el pasado mes de julio y que han rebatido punto por punto. Es un documento que, entienden, parece haber sido “hecho a medida” para obtener los resultados que pretendía el ministro de Seguridad Social y “concebido para humillar y ajusticiar, de por vida, a la generación que más ha contribuido al bienestar social de este país, a las personas con más años trabajados y cotizados”, concluye.