El euríbor cae en diciembre hasta el -0,502% y roza mínimos históricos

La tasa media provisional es tan solo tres milésimas superior a la de enero de 2021, cuando marcó su mínimo histórico de -0,505%

El euríbor ha vuelto a bajar por tercer mes consecutivo
El euríbor ha vuelto a bajar por tercer mes consecutivo FOTO: Cristina Bejarano La Razón

A la subida de precios de la energía y al aumento de costes de los alimentos se les suma el euríbor, otra amenaza que pone en riesgo por tercer mes consecutivo las finanzas de los españoles.

El euríbor a doce meses, el indicador más utilizado en España para la formalización de hipotecas a tipo variable, cerrará este “año de los récords” casi como lo empezó. Este indicador vuelve a situarse este mes de diciembre, y por tercera vez este año, por debajo del -0,5% al caer hasta el -0,502%, lo que supone un notable descenso respecto al -0,487% que registró en noviembre.

A falta de conocer los datos de los últimos días del año, la previsión es que el índice registra una tasa media provisional tan solo tres milésimas superior a la de enero de 2021, cuando marcó su mínimo histórico de -0,505%.

Esto supone que las hipotecas de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de Euríbor +1% a las que les toque revisión experimentarán un abaratamiento de 3,72 euros en su cuota anual respecto al mismo mes del año pasado o, lo que es lo mismo, de 0,31 euros al mes.

“Más allá de esto, la evolución del indicador durante este año ha estado marcada por pequeños altibajos que no han sido demasiado significativos. De hecho, el dato más alto se registró en octubre, con un -0,477%”, añaden los analistas de iAhorro.

Es por ello que a pesar de haber registrado mínimos este año ha sido “el más estable de los últimos cinco”, tal y como señala el director de Hipotecas de iAhorro, Simone Colombelli, ya que desde que en febrero de 2016 se registrara el primer dato negativo de la serie histórica (-0,008%), “la tendencia ha sido de bajada continua”.

En lo que respecta al cierre de 2020, Colombelli señala que la evolución del indicador tampoco ha sido “llamativa”, dado que el año pasado diciembre terminó con un -0,496%. “Por ello, quienes tengan contratadas hipotecas de tipo variable todavía notarán una pequeña rebaja en sus cuotas, aunque sea mínima”, añade.

Sin previsiones de gran subida para 2022

De cara a los primeros meses del año 2022, desde iAhorro consideran que la estabilidad podría continuar siendo “la nota dominante”, ya que el Banco Central Europeo (BCE) no tiene intención de aumentar los tipos de interés a corto plazo.

“Sigue siendo bastante improbable que subamos los tipos en 2022, pero nos guiamos por los datos”, defendió la presidenta del BCE, Christine Lagarde, a mediados de diciembre, a pesar de la “significativa” revisión al alza que hizo la institución de los pronósticos de inflación para la eurozona, que podrían llegar al 3,2%.

Respecto a las declaraciones de Lagarde, Colombelli no espera que se produzca “una gran subida del Euríbor en los próximos meses, al menos no en el primer semestre de 2022″ y, si después hubiera un cambio en la política monetaria “no sería radical, sino paulatino”. “Siempre hemos dicho que 2021 iba a ser muy plano, y así ha sido, y todo parece indicar que vamos a seguir con esta tendencia”, explica.

Por lo tanto, de esta forma, las cifras del Euríbor “oscilarán en una horquilla máxima de dos décimas”, entre el -0,3 y el -0,5%.

Mejoras en las condiciones

Asimismo en las últimas semanas, los bancos han cambiado las condiciones impuestas para conceder una hipoteca. “Ya en noviembre las cuatro principales entidades financieras de España (Banco Santander, CaixaBank, BBVA y Kutxabank) optaron por retocar sus tipos de interés o mejorar su modelo de bonificación (contratación del seguro de hogar, seguro de vida, planes de pensiones o de inversión), sobre todo para perfiles de clientes medio altos”, recoge iAhorro.

Desde la plataforma explican que el objetivo ha sido firmar los últimos préstamos del año, si bien no prevé que se realicen nuevos cambios en los primeros meses de 2022. Esto hace que este sea “uno de los mejores momentos para comprar vivienda”, según el director de Hipotecas de iAhorro, que explica que “vamos a ver un efecto generalizado de la bajada de tipos, sobre todo para perfiles altos, pero los verdaderos cambios en el primer trimestre de 2022 estarán ligados a la mejora de las bonificaciones”.

Producto joven

Por otro lado, la plataforma señala que 2022 podría ser el año en el que el producto joven vuelva a repuntar con una hipoteca exclusivamente para este segmento poblacional. “Este año hemos visto mucha publicidad y muy poco movimiento en este sentido”, matiza Colombelli, que agrega que esos movimientos “podrían llegar en los próximos meses”.

Asimismo, destaca que “los préstamos ICO, concedidos a autónomos, pymes o grandes empresas a causa de la pandemia, son la gran incertidumbre de 2022: si no se alargan más allá del 30 de junio, esto podría acarrear una subida de la morosidad y, por tanto, un empeoramiento de las condiciones de los bancos”. No obstante, añade Colombelli, “todo apunta a que va a ser un 2022 positivo, tanto a nivel de precios como de productos”.