Viajes

«Es un grave error renegar políticamente del turismo. España es el país de los viajes»

Entrevista a Julia Simpson, presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC)

Julia Simpson, presidenta y CEO Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés)
Julia Simpson, presidenta y CEO Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) FOTO: Archivo

Fitur echó el cierre ayer en Ifema Madrid después de cosechar buenas sensaciones. El sector al unísono confía en que esta primera gran cita mundial suponga el pistoletazo de salida para la ansiada recuperación, tal y como defiende Julia Simpson, presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés).

¿Cómo valora la celebración presencial de Fitur 2022 en plena nueva ola de Covid-19 ?

Le doy la enhorabuena a Ifema por la valentía de haber seguido adelante con esta cita, pues refleja la apuesta de España por el turismo al más alto nivel político e institucional. Y no podía ser de otro modo, dado que el turismo representa más del 12% del PIB de su economía y casi tres millones de puestos de trabajo.

A pesar de ello, alguno políticos en nuestro país tachan al turismo de precario, temporal y de bajo valor añadido...

Es un grave error, porque basta con mirar las cifras que implica para la economía nacional. Hay que recordar que da trabajo a gente muy formada, pero también a otras personas que de otro modo no podrían acceder a un empleo, y eso dignifica al ciudadano. España fue el padre del turismo tras la Segunda Guerra Mundial e históricamente es el país de los viajes, por lo que deben sentirse muy orgullosos y no renegar de ello.

Pero también ha sido uno de los países que más se ha resentido en la pandemia...

Sin duda las cifras demuestran que España ha sufrido más que el resto del mundo, ya que es un país muy condicionado por este sector. Se produjo la reducción del 19,5% en empleo directo durante 2020, lo que equivale a la pérdida de 202.000 puestos de trabajo.

Su último informe apunta a que a día de hoy España registra un déficit masivo de empleos en el sector turístico. ¿Qué consecuencias tiene eso?

Según nuestros cálculos, no puede satisfacer la demanda requerida en esta industria, lo que se traduce en una escasez de 93.000 trabajadores al cierre de 2021. Esto equivale a que uno de cada 11 puestos de trabajo no sea ocupado en el sector. De cara a 2022, se espera que el mercado laboral se mantenga ajustado, con una previsión de escasez media de 16.000 trabajadores, lo que podría implicar un impacto negativo en la recuperación económica de España. De hecho, la ansiada mejoría podría estar en riesgo si no tenemos suficientes personas para cubrir estos puestos de trabajo a medida que los viajeros regresan.

¿Confía en que 2022 se recupere el boom turístico?

Antes del envite de Ómicron todo apuntaba a que este año podríamos recuperar el 85% de los niveles de prepandemia, pero esta variante ha bajado un poco las previsiones. A pesar de ello, creemos que este contratiempo solo afecte al primer trimestre del año. Nuestras estimaciones apuntan a que a partir de marzo podamos hablar de una cierta normalidad, pues todos los indicadores muestran una gran intención de volver a viajar. Confiamos en que, a nivel global, al final de 2022 podremos recuperar un 88% del PIB turístico previo a la pandemia, y la pérdida de empleos se situará en diez millones frente a los 62 millones actuales.

¿España está en una buena posición en esa carrera?

Sí. De hecho, lidera las listas de los destinos más buscados de Europa para este año y todo apunta a que las reservas crecerán en un 200% respecto a 2021. Junto con Turquía, será el destino ganador.

¿Qué es lo peor que se ha hecho estos meses?

Ha habido una clara falta de liderazgo y de coordinación a nivel mundial que se ha traducido en una peligrosa confusión. Eso ha costado más al sector que la pandemia en sí. La desconfianza generada hace un daño incalculable y además es ineficaz, pues no tiene sentido crear normativas contradictorias. El virus no entiende de fronteras hechas por hombres, por lo que pedimos que no se vuelva a caer en ese error. Los gobiernos han sobreactuado en muchas ocasiones en contra de la recomendación científica.

¿Qué opinión le merece la actuación de España en ese sentido?

Creo que han acertado al apostar de una forma valiente por abrirse al viajero. Han sabido liderar esa estrategia de turismo seguro y gracias a ello van a ser los ganadores económicamente, porque los países donde son demasiado miedosos y restrictivos van a sufrir más.

¿Qué soluciones proponen?

Lo ideal sería establecer una solución mundial para facilitar la movilidad, aunque es complejo.