¿Hasta cuándo habrá leche en el supermercado? Los ganaderos empiezan a tirarla por la huelga

El sector lácteo fecha este viernes como el inicio del desabastecimiento generalizado

“Ya hay fecha límite para el desabastecimiento. Si este viernes no llega leche a las fábricas puede haber estanterías vacías en los supermercados de forma generalizada”, alertó Román Santalla, responsable de ganadería de UPA y miembro de la Organización Interprofesional Láctea (Inlac) en declaraciones a LA RAZÓN. La interprofesional comunicó este jueves que el desabastecimiento de leche y lácteos ya se estaba notando en los lineales a causa del bloqueo del transporte por el paro indefinido convocado por la Plataforma en Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera Nacional e Internacional desde el pasado 14 de marzo. Por su parte, Álvaro Ortiz, presidente de la Federación Regional de Industrias Lácteas de Cantabria, ha fechado en “dos o tres días” el plazo para que los supermercados estén “totalmente desabastecidos” de productos lácteos si persiste el paro de transportistas y la acción de los piquetes.

“Sé que se van a escoltar convoyes por parte de la delegación de Gobierno en Galicia para que salga leche de las granjas y de las fábricas. Si no se llevan a cabo estas medidas los ganaderos empezarán a tirar leche desde mañana”, advirtió Santalla, ya que las explotaciones solo cuentan con capacidad para almacenar leche de uno o dos días. Por su parte, las fábricas anunciaron que paralizaban la producción desde este jueves, según informó la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) en un comunicado, ya que no cuentan ni con la materia prima ni con envases y embalajes y tampoco pueden dar salida a la leche y otros productos lácteos terminados hacia los supermercados, con lo que se está provocando el colapso de las fábricas, que además se quedan sin sitio para almacenar la producción. Según las estimaciones de Inlac, hoy las fábricas de lácteos no han podido recoger alrededor del 33% de toda la leche de los productores españoles, un porcentaje que podría aumentar si el paro se alarga en el tiempo.

Inlac entiende el impacto por la subida imparable del combustible que ha desembocado en este paro del transporte por carretera, pero denuncia los graves riesgos que corre un sector ya castigado por los bajos precios porque los transportistas que se han sumado al paro no están cumpliendo los servicios mínimos a los que se habían comprometido.

Animales atrapados sin pienso

La alimentación de los animales también es otro tema que preocupa al sector ganadero. ”Los piensos no se están fabricando sin el material que llega desde puertos como el de La Coruña”, explica el presidente de Cooperativas Lácteas Unidas (CLUN), José Ángel Blanco Purriños, y tampoco se puede trasladar a las explotaciones ganaderas. “El alimento llega a cuentagotas, estamos yendo a buscar el pienso con nuestros propios tractores y coches, y los animales están en granja cuando ya deberían estar en el matadero”, alerta Román Santalla. En Galicia hay animales ‘atrapados’ en las granjas desde el lunes sin recibir apenas alimentos y las carnes que ya han sido procesadas en el matadero corren el riesgo de echarse a perder.