Los “baby boomers” nacidos en los 60 y 70, abocados a vivir de alquiler

Sociedad de Tasación alerta de que muchos de estos ciudadanos no pueden comprar vivienda, tendrán que arrendarla y las pensiones tal vez no den para ello

Los «baby boomers» de los años 60 y 70 del siglo pasado están condenados en buena medida a vivir de alquiler. Así lo cree al menos el consejero delegado de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno. «La campana demográfica se ha dado la vuelta y la parte inferior no puede comprar una vivienda, lo que tiene un impacto relevante en las pensiones futuras», advirtió durante una presentación para analizar la situación del mercado residencial en España.

«La generación del “baby boom” de los años 60 y 70 nos vamos a ver probablemente abocados a utilizar este producto [el alquiler] en los próximos 15 o 20 años, porque muchas casas no están adaptadas a las necesidades de espacio, costes de mantenimiento, accesibilidad y localización», aseguró. Y a Fernández-Aceytuno le preocupa que muchos de estos «baby boomers» que no puedan adquirir vivienda se van a encontrar con unas pensiones que «en España no son las de Europa», lo que podría impedirles incluso el acceso al arrendamiento. Y más, ha añadido, teniendo en cuenta que los actuales niveles de inflación van a complicar aún más el acceso a una casa en propiedad de la población de entre 25 y 35 años, lo que también contribuirá a que el arrendamiento gane cuota de mercado hasta porcentajes del 50% o el 60%, como en Europa. Una circunstancia que meterá más presión al mercado, lo que les dificultaría todavía más el acceso al alquiler a estos «baby boomers».

Ante esta coyuntura, Fernández-Aceytuno llamó a «estudiar pensiones y viviendas de forma conjunta, no como decisiones independientes» y criticó que «no haya una palabra de vivienda en la ley de pensiones, ni de pensiones en la ley de vivienda».

Inversión en alquiler

El directivo de Sociedad de Tasación asegura que esta tendencia está alimentado el apetito inversor para alquiler. Fernández-Aceytuno puso como ejemplo de esta tendencia una tasación reciente que ha hecho su compañía para un fondo. Según explicó, aunque estimaron el precio de un suelo en 11 millones de euros, los inversores decidieron finalmente pagar 15 millones “por las expectativas que ven de que van a poner eso en alquiler y que a 45 o 50 años los números les saldrán”. “Hay gente que está dispuesta a jugar a 20, 30 o 40 años, fondos que juegan a largo plazo y que ven una racionalidad en ese mercado”, aseguró Fernández-Aceytuno, tras constatar que para esos inversores “el producto del “build to rent” (construir para alquilar) es un producto ganador”.

Respecto al mercado de compraventa, Fernández-Aceytuno destacó que el ritmo de crecimiento del precio de la vivienda nueva está duplicando el registrado por la de segunda mano debido a la falta de stock disponible, sobre todo en las ciudades de Madrid y Barcelona; la mayor demanda; un “acelerado” ritmo de absorción y el aumento de los costes de construcción. Según los cálculos de Sociedad de Tasación, el precio de la vivienda nueva ha crecido un 6,4% en los últimos doce meses, hasta alcanzar a cierre de junio los 2.641 euros por metro cuadrado, mientras que el importe de la vivienda usada aumentó aproximadamente un 3,7%.