La amenaza de plante fuerza a Ribera a convocar de urgencia a las autonomías para aclarar el plan energético

Será el próximo martes en una reunión técnica para “aclarar dudas y malentendidos”

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera (i), y la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez (d), en una rueda posterior al Consejo de Ministros
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera (i), y la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez (d), en una rueda posterior al Consejo de Ministros FOTO: Jesús Hellín Europa Press

Apenas cinco días después de que el Gobierno anunciará su plan de ahorro energético aprobado en el último Consejo de Ministros, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ha visto forzada a convocar a las comunidades autónomas a una reunión de urgencia el próximo martes para aclarar dudas y terminar con todas las polémicas sobre el plan, cuyas primeras medidas entrarán en vigor el próximo miércoles.

No será una convocatoria política de presidentes y máximos dirigentes de las diferentes consejerías, sino “una reunión técnica” dirigida por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), organismo que ha coordinado la redacción de estas medidas. En esta Comisión Consultiva de Directores Generales, que presidirá el director general del IDAE, Joan Groizard, se buscarán resolver “todas las dudas sobre la aplicación del real decreto ley” -manifestaron fuentes gubernamentales-, especialmente las relacionadas con la seguridad y la salud laboral, es decir, las que tiene que ver con el polémico tope de temperatura y acabar “con todos los malentendidos”.

Tras la publicación de la nueva normativa en el BOE el pasado martes, una cascada de críticas y dudas han surgido ante las inconcreciones del texto publicado, que no concretaba aspectos tan importantes como las excepciones de aplicación o el modelo sancionador, por lo que algunas comunidades, la mayoría gobernadas por el PP, pero también otras, han puesto de manifiesto dudas sobre la aplicación del plan, como la temperatura de los espacios de hostelería o el alumbrado de los monumentos, entre otros temas.

En una entrevista en Onda Cero, la ministra cargó contra los ataques sufridos por el decreto ley, que recordó “está para aplicarse” porque las medidas que contiene son “asumibles” para todos. Ribera ha lamentado que en un contexto tan difícil como el actual, el debate no se centre en “cómo podemos ayudar” sino en “cómo evitar cumplir o en cómo evitar las sanciones”, pues “parece que hay una invitación a no cumplir”.

La ministra se refería al pulso que mantienen estos días el PSOE y el PP sobre estas medidas, desde que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Ayuso, anunciara su oposición a cumplirlas. “Es importante contribuir cuando otros lo necesitan”, ha insistido Ribera en referencia a Francia, que tiene problemas de suministro y recibe gas de países como España, tanto gas directo como el que sirve para producir electricidad. Esas exportaciones, ha aclarado, no computan en el 7% que debe reducir España en su consumo, un objetivo que es “asumible” sin perjuicio para la industria.