Actualidad

Arrancan las rebajas de enero con buenas perspectivas de ventas

Empiezan las rebajas/Efe
Empiezan las rebajas/Efe

El pequeño y mediano comercio afronta sus rebajas de invierno con la esperanza de que supongan un repunte interanual de las ventas de hasta un 3% con respecto al mismo período del año pasado, según informó la Confederación Española de Comercio (CEC).

Aunque son muchas las marcas que se han adelantado al periodo tradicional para aprovechar el tirón de la celebración de los Reyes Magos, las rebajas de invierno se generalizan este 7 de enero, jornada tradicional de apertura de la época de mayores descuentos, con buenas perspectivas en el comercio.

Desde hace unos años nada impide ponerlas antes o después, pero el día después de Reyes sigue siendo la fecha elegida por muchos comercios para el comienzo. En la campaña de este año las ventas crecerán, al menos un 3 % con respecto al ejercicio anterior, según los cálculos del sector.

Los productos favoritos en 2019 serán los complementos y la ropa, en los que los españoles se dejarán de media 121 euros, tal y como señala un informe elaborado por Fintonic, que estima que el 48 % de los españoles aprovechará estas fechas para comprar este tipo de artículos.

Ante este período de descuentos, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda que los productos rebajados deben haber formado parte de la oferta de la tienda previamente, tener la misma calidad que tenían antes de estar rebajados y que su precio original esté visible junto al nuevo o mostrar una etiqueta con el porcentaje de descuento.

Recalca la OCU que el consumidor debe saber que sus derechos son los mismos que en los periodos en los que no hay rebajas y, ante cualquier problema, debe actuar igual que en cualquier otro momento.

Advierte de que algunos comercios establecen unas condiciones especiales para las compras en rebajas (sobre las devoluciones, la aceptación del pago con tarjeta, etc.), algo que está permitido, siempre y cuando esas condiciones estén claramente indicadas y en un lugar visible para el consumidor.

E insiste en que el comprador debe conservar el tique o factura simplificada ya que, si se pierde, con él pierde también el derecho a cambiar, devolver o reclamar tras la compra.

Para evitar compras innecesarias, la organización aconseja hacer una lista con las cosas que se necesitan.

El pequeño y mediano comercio afronta sus rebajas de invierno con la esperanza de que supongan un repunte interanual de las ventas de hasta un 3% con respecto al mismo período del año pasado, según informó la Confederación Española de Comercio (CEC).

Según la CEC, se trata de una campaña enormemente importante para el comercio minorista, que en determinados sectores puede llegar a suponer hasta el 40% del total de ventas de todo el año.

Sin embargo, la CEC advierte de que la mayoría del sector denuncia que el resto de promociones fuera de estos períodos han impactado muy negativamente sobre las rebajas tradicionales.

Por ello, el secretario general de la confederación, José Guerrero, lamenta que "los consumidores han desplazado gran parte de sus compras a los meses de noviembre y diciembre, cuando también hay descuentos generalizados, lo cual tiene su reflejo directo en una reducción de las compras en rebajas".

A pesar de ello, destaca que mientras en el black friday; y la campaña de Navidad y Reyes los regalos y artículos de tecnología copan las compras, durante las rebajas los protagonistas son los artículos textiles y de uso personal.

Como viene siendo habitual en estos últimos años, la patronal apunta que las ventas se concentrarán en los primeros 10 o 15 días, pudiendo llegar los descuentos hasta un 70% al final de las rebajas.