Cómo prevenir el robo de identidad durante la campaña de la Declaración de la Renta

Desde MetLife recomiendan mantenerse un paso por delante de los ciberdelincuentes y presentar la Declaración de la Renta con anticipación.

La presentación de la Declaración de la Renta puede ser un proceso complicado y estresante, y el gran volumen de documentos presentados a la Agencia Tributaria cada año requiere la atención minuciosa de los agentes, pero también de los contribuyentes. Precisamente, es en estas épocas del año, donde los esfuerzos están centrados en los trámites con la Administración, cuando los ladrones de identidad pueden capitalizarlas al estar la guardia más baja, y cuando se incrementan las suplantaciones de identidad en la AEAT. Y sin importar si una Declaración es presentada por un contribuyente individual o un agente tributario, los ciudadanos son responsables de la exactitud de las declaraciones de impuestos presentadas.

Los ladrones de identidad habitualmente usan el número de la Seguridad Social de una persona para reclamar pagos, declarar impuestos y aceptar el reembolso merecido de la persona a la que han usurpado su identidad. Y esa usurpación puede provocar que una obligación como ciudadano como es presentar la Declaración de la Renta pueda complicarse y acarrear otra serie de problemas añadidos.

Para impedir ese robo o evitar una posible estafa fiscal para obtener información confidencial de los usuarios, desde MetLife recomiendan mantenerse un paso por delante de los ciberdelincuentes y presentar la Declaración de la Renta con anticipación. Sin embargo, si bien no siempre es posible realizar una presentación temprana, los contribuyentes pueden tomar precauciones durante toda la campaña tributaria.

Estas son algunas medidas sugeridas por MetLife para ayudar a saber cómo detectar una estafa y protegerse del fraude fiscal:

La complejidad de presentar la Declaración de la Renta a menudo lleva a los contribuyentes a buscar ayuda de especialistas en temas fiscales a la hora de cumplimentar los formularios y/o expedientes. La cuestión es que, en ocasiones, los cibercriminales emulan ser la AEAT con webs falsas, o especialistas en impuestos. Nunca hay que firmar un formulario de impuestos en blanco ni creer que estos supuestos especialistas pueden proporcionar una Declaración de la Renta más ventajosa que otros. Para ello, es muy importante elegir un especialista que sea conocido, que tenga un nombre o prestigio, y asegurarse de que está disponible para responder a las preguntas pendientes incluso después de que se presente la declaración.

Si bien es una práctica inteligente que hay que seguir durante todo el año, es especialmente importante mantener privada la información sensible como el DNI, número de la Seguridad Social, número de la tarjeta bancaria..., durante la temporada de la Renta. Mensajes vía WhatsApp o SMS, o incluso webs de agencias tributarias falsas pueden contactar con los contribuyentes pidiendo datos personales. Esta forma de comunicación no es una práctica común que siga la AEAT verdadera, por lo que nunca se debe proporcionar información personal a extraños.

Si algo parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. Correos electrónicos y llamadas telefónicas falsas, técnicas comúnmente conocidas como "phising", engañan a los contribuyentes para que crean que están hablando con un representante real de la agencia tributaria. Este agente nunca contactará con un contribuyente para solicitarle el número de la Seguridad Social, de la tarjeta de crédito, cuenta bancaria o cualquier otro dato personal. Si un contribuyente tiene alguna duda sobre si un contacto de la AEAT es auténtico, debe contactar con la agencia tributaria para confirmarlo.

Acudir a la sede electrónica de la AEAT para consultar el borrador con los datos fiscales, obtener el número de referencia, cumplimentar los formularios, presentar la declaración... es ya un procedimiento estándar y casi de obligado cumplimiento para cumplir con nuestros deberes como ciudadanos. Sin embargo, existen webs maliciosas que pueden estar disfrazadas de recursos fiscales legítimos y luego estar infectadas con malware. Por ello es muy importante descargar los formularios solo de los sitios gubernamentales como https://www.agenciatributaria.es. Una vez se haya presentado la Declaración de la Renta, es importante guardarla en un lugar seguro. También se pueden imprimir los formularios y guardarlos igualmente de forma segura.