Actualidad

Correos quiere ser su banco

El gestor postal anuncia su expansión por Asia y Portugal

Oficina de Correos
Oficina de Correos

El presiente de Correos, Juan Manuel Serrano, ha anunciado su intención de convertir al grupo postal en un agente bancario utilizando la red de 2.396 oficinas de las que dispone.

El presiente de Correos, Juan Manuel Serrano, ha anunciado su intención de convertir al grupo postal en un agente bancario utilizando la red de 2.396 oficinas de las que dispone. “La banca está retirando capacidad instalada y nosotros pretendemos justo lo contrario. Varias entidades nos han contactado para estudiar la posibilidad de prestar servicios en poblaciones en las que ya no cuentan con oficinas”, ha desvelado Serrano durante un encuentro informativo para explicar los planes de la compañía.

Esto no implicará que Correos se transforme en un banco sino que, mediante acuerdos puntuales con las entidades, el grupo ofrecerá servicios como agente bancario, para el que no se requieren autorizaciones administrativas, como retirada de efectivo o apertura de cuentas. Correos también estudia ampliar la colaboración con las diferentes administraciones para servir de “oficina” en la gestión de trámites burocráticos con ayuntamientos, comunidades autónomas y la administración del Estado.

Dentro de este plan para ampliar el mercado del grupo, Serrano ha anunciado la intención de iniciar la expansión internacional del gestor postal hacia Portugal y el Sureste Asiático. La compañía, que hasta la fecha sólo opera en España mientras el resto de competidores públicos europeos han iniciado ya su internacionalización, baraja dos ejes estratégicos. El primero consiste en dar servicio a nivel peninsular con la red más eficiente de paquetería para cubrir cualquier envío en la Península Ibérica en menos de 24 horas. Esto implicará un “desembarco” en Portugal mediante una “red propia” de distribución.

El segundo eje es la expansión por el Sureste Asiático, que Correos quiere comenzar cuanto antes para convertir al grupo en un agente “no sólo distribuidor sino también logístico”, lo que de nuevo conlleva crear bases en los países donde opere. “Queremos tener la capacidad de influir en las rutas internacionales de paquetería”, ha remarcado Serrano. El gestor postal pretende convertir su centro logístico “Rampa 7” en el aeropuerto de Barajas en un “hub” global en el tránsito de paquetería entre Asia, Europa e Iberoamérica.