Economía

El Gobierno liquidará la hucha de las pensiones

La ministra Valerio admite que retirará 3.500 millones para abonar la extra de Navidad

La defunción del Fondo de Reserva de la Seguridad Social está más cerca. La llamada hucha de las pensiones, que llegó a contar con 67.000 millones de euros en 2011, quedará en unos raquíticos 1.500 millones

Publicidad

La defunción del Fondo de Reserva de la Seguridad Social está más cerca. La llamada hucha de las pensiones, que llegó a contar con 67.000 millones de euros en 2011, quedará en unos raquíticos 1.500 millones después de que la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, haya confirmado hoy que será necesario retirar 3.500 de los poco más de 5.000 millones que quedan para abonar la paga extra de Navidad de los pensionistas.

En una entrevista concedida a la Agencia Efe, Valerio ha reconocido que serán insuficientes los 6.330 millones que quedan del préstamo de 13.830 millones que concedió el Tesoro a la Seguridad Social para hacer frente a la segunda paga extra de las pensiones correspondiente a este año. No obstante, la ministra ha afirmado que espera que, dada la buena evolución de los ingresos de la Seguridad Social, quizá se pueda retirar una cantidad “ un poquito” inferior a esos 3.500 millones. “Este año van francamente bien las cotizaciones” con crecimientos interanuales de hasta el 8 %, ha remarcado Valerio.

La primera aportación al fondo fue de 60.000 millones de pesetas (600 millones de euros), cuantía que en febrero de ese año se elevó hasta 100.000 millones tras el “superávit histórico” que registró la Seguridad Social en 1999. Sin embargo, desde 2012 se comenzó a tirar del Fondo de Reserva para hacer frente a la escasez de recursos de la Seguridad Social ante la incorporación de más de un millón de pensionistas desde la crisis, la fuerte revalorización de sus pensiones medias y la caída de los ingresos por cotizaciones. Además, con cargo a la hucha de las pensiones se han financiado también políticas activas de empleo que deberían haberse cubierto con cargo a los Presupuestos del Estado. El desembolso más elevado se realizó en 2016, de más de 20.00 millones de euros.

La ministra también ha avanzado que la primera medida que tomaría de volver a estar al frente del Ministerio de Trabajo sería tramitar “la derogación de la ley de pensiones de 2013 de una vez por todas”, y ha señalado como prioritario un acuerdo, en el seno del Pacto de Toledo y el diálogo social, que garantice la sostenibilidad social de las pensiones con subidas según el IPC real.

Publicidad

Aunque no ha confirmado que la subida del 0,9 % de las pensiones para 2020 se apruebe antes de que termine el año, porque dependerá de los plazos de formación de Gobierno, sí ha aclarado que si se hace después tendrá efectos retroactivos desde el 1 de enero y ha mostrado su confianza en que haya un Ejecutivo en plenas funciones tras las elecciones.