Economía

100.000 parados más en octubre y 17 más al día desde que gobierna Sánchez

El peor dato de paro desde 2012 revienta la campaña del PSOE a 5 días de las elecciones del 10-N. Se crean 125.624 empleos menos que hace un año y los contratos indefinidos encadenan ocho meses de caídas. El frenazo del mercado laboral muestra por qué el PSOE presionó para adelantar un día el debate electoral

El 5 de noviembre estaba marcado en rojo en el calendario de La Moncloa. Tras una Encuesta de Población Activa (EPA) desastrosa, se daba por hecho que los datos del paro del mes de noviembre serían malos, como se confirmó ayer. De ahí las presiones de Pedro Sánchez para adelantar un día el debate electoral. El presidente del Gobierno en funciones no quería bajo ningún concepto enfrentarse a sus adversarios políticos con otro indicador negativo para la economía española. Con todo, la cita con las urnas es dentro de menos de una semana, lo que supone que el peor dato del paro en España desde 2012, en plena crisis, ha estallado de golpe en la cara del PSOE en plena campaña electoral. Desde que gobierna Sánchez, el desempleo ha subido en 15.497 personas, con un balance de 17 nuevos parados cada día.

Publicidad

El número de desempleados ha subido en octubre en 97.948 personas en relación con el mes anterior. Se trata del doble de desempleados que hace un año, en un mes tradicionalmente muy negativo para el empleo ya que hace 46 años que octubre deja más parados. Esta cifra sitúa el número de personas en paro en 3.177.659, la más baja en un mes de octubre desde el año 2008. Sin embargo, el dato de octubre es el peor registro para este mes en siete años, lo que da idea del brusco frenazo del mercado laboral. Además, en los últimos doce meses el paro apenas ha bajado en 77.000 personas. En 2018 caía en más de 212.000 personas; en 2017 en casi 300.000; y en 2016 en más de 411.000. De esta forma, es la caída anual más débil del desempleo desde 2013.

En términos desestacionalizados, el paro ha subido en 29.153 personas en el mes de octubre. El desempleo masculino se sitúa en 1.304.137 personas, al subir en 53.417 (+4,27%) y el femenino en 1.873.522, al incrementarse en 44.531 (+2,43%) en relación al mes de septiembre. Si lo comparamos con octubre de 2018, el desempleo masculino baja en 36.053 (-2,69%) personas, y el femenino se reduce en 40.991 (-2,14%). Las cifras del mercado de trabajo han sido especialmente duras con los jóvenes. El desempleo de los menores de 25 años en octubre se incrementó en 17.851 personas (+7,18%) en relación con el mes anterior, mientras que el paro de 25 y más años sube en 80.097 (+2,83%).

Publicidad

El número total de contratos registrados durante el mes de octubre ha sido de 2.224.757, lo que supone una reducción de 18.696 (-0,83%) sobre el mismo mes del año 2018. Del total de contratos, 237.866 son de carácter indefinido, (un 10,69% del total) y 1.986.891 son contratos temporales. Caen especialmente los indefinidos, con una bajada del 1,8% en el mes y del 4,8% en el acumulado de 2019. Desde marzo llevan cayendo sin cesar y acumulan ya ocho meses seguidos de caídas. Por el contrario, en cifras mensuales los contratos temporales se disparan un 7%. En cuanto a duración de la jornada, en octubre se han celebrado 131.015 contratos indefinidos a tiempo completo, 72.914 a tiempo parcial y 33.937 fijos discontinuos.

Publicidad

El único punto donde las cifras del paro se salvan ligeramente es en la creación de empleo. La afiliación a la Seguridad Social creció en 106.541 personas, 25.000 puestos de trabajo menos que hace un año pero por encima de los años anteriores a 2018. La afiliación media alcanzó los 19.429.993 trabajadores en octubre. Es el segundo mayor incremento de la serie histórica en ese mes, sólo superado por el de octubre de 2018. Eso sí, el sistema contabilizó una subida en los últimos doce meses de 436.920 afiliados, 125.624 empleos menos que hace un año y el dato más débil desde 2014. En estos cuatro años, a estas alturas se superaba con holgura el medio millón de subida en la afiliación, llegando incluso a más de 617.000 en 2017.

El Régimen General, por su parte, ha tenido un mejor comportamiento, creciendo un 2,71%. Esto supone 424.193 afiliados más que en 2018. En el caso de los autónomos, prácticamente hay un estancamiento, pues el número de emprendedores afiliados apenas ha subido un 0,4% en el último año. Para un total de 3,27 millones de autónomos, el alza de los últimos doce meses es de sólo 13.364 nuevos negocios.

Como suele ser habitual en los meses de septiembre y octubre, las cifras de afiliación aparecen «dopadas» por las contrataciones masivas de profesores interinos, despedidos también de forma masiva en verano para ahorrarse esas nóminas y recontratados una vez empieza el curso y se configuran las plantillas de los centros educativos. Esto provocó que en octubre se disparase casi un 19% la afiliación en la Educación, donde se contrató a 151.000 personas. De hecho, en septiembre también fue el sector donde más creció el empleo, con otras 45.000 contrataciones. Por el contrario, el final de la temporada turística en España causó una pérdida de 60.638 empleos en la hostelería. Esta cifra representa el peor dato en octubre de la década, pese a que la creación de empleo previa a la temporada estival fue menor que en años anteriores. Para la patronal de empresas de trabajo temporal (Asempleo), esto refleja que el sector hostelero español está próximo ya a su máxima capacidad productiva.

Publicidad

La Seguridad Social cuenta apenas con 2,3 afiliados por cada pensionista, lo que supone una ligera mejoría respecto a los últimos años (2,28 en 2018), aunque lejos aún de los 2,71 afiliados por pensión que había en 2007, justo antes del estallido de la crisis.

El número de mujeres afiliadas experimentó un crecimiento del 2,85% en el último año, hasta situarse por encima de los 9 millones de ocupadas (9.049.984). Se trata del segundo mayor valor absoluto de mujeres ocupadas, sólo superado por el dato de junio de este año.

El turismo no da para más: el paro anual sube ya en Canarias y Baleares

El agotamiento del sector turístico, pilar fundamental para la economía pero que puede estar próximo a su techo, se ha hecho más palpable con el fin de la temporada y la peor noticia para el sector en años: la quiebra del turoperador británico Thomas Cook, que traía a España cuatro millones de turistas al año. Con este panorama, dos de los principales destinos de sol y playa sufren ya un aumento del paro acumulado en los últimos doce meses: Baleares y Canarias. Aunque se trata de subidas muy leves, dan una idea del cambio de tendencia en el mercado laboral. En el caso de Baleares, el dato mensual de octubre es el peor de toda España, tras dispararse un 25%, ocho veces más que la media española. Además, otras cuatro regiones se han quedado a las puertas de pasar a cifras negativas: Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha y La Rioja.