Actualidad

El PP interrogará al Gobierno por intentar maquillar el déficit de la Seguridad Social

El principal partido de la oposición arremete contra el «amaño presupuestario» que ultima el Gobierno para reducir este año de manera artificial en más de 1.000 millones el desequilibrio de las cuentas del organismo.

La orden que prepara el Ministerio de Magdalena Valerio aún no ha sido publicada en el BOE
La orden que prepara el Ministerio de Magdalena Valerio aún no ha sido publicada en el BOE

El principal partido de la oposición arremete contra el «amaño presupuestario» que ultima el Gobierno para reducir este año de manera artificial en más de 1.000 millones el desequilibrio de las cuentas del organismo.

El Grupo Popular en el Congreso de los Diputados va a «bombardear» al Gobierno con una batería de preguntas orales y por escrito para que responda en la Cámara Baja sobre el intento de «maquillaje» que, a juicio del principal partido de la oposición, planea realizar en la contabilidad de la Seguridad Social. Como adelantó ayer LA RAZÓN, el Ministerio de Trabajo ultima una orden ministerial que podría reducir artificialmente el déficit de este organismo público en una cantidad que algunas fuentes cifran en 1.080 millones de euros, aunque otras la elevan por encima de los 1.200 millones. De esta manera, el déficit de la Seguridad Social, que rondará los 19.000 millones de euros a final del año, se rebajaría alrededor de un 6%.

La norma, a la que ha tenido acceso este periódico, introduce importantes novedades presupuestarias con respecto a otras aprobadas en el pasado por estas fechas. Su efecto real será que las cuentas de la entidad registrarán un déficit inferior al que cabría esperar en caso de aplicarse las condiciones de ejercicios anteriores. En el borrador, el Gobierno justifica el cambio de criterio contable en una regla de la Intervención General del Estado del 31 dejulio de 2018.

Retraso

Esto llevaría aparejado, por ejemplo, que no se contemplen todos los gastos asociados a las liquidaciones de las cotizaciones sociales. Se trata, fundamentalmente, de los gastos en concepto de pago delegado deducido por las empresas en esas liquidaciones, y de otros gastos de las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social en concepto de reaseguro y aportaciones a los servicios comunes, correspondientes a los dos últimos meses del ejercicio de 2018. El reconocimiento de estas obligaciones presupuestarias se produciría en 2019.

Gerardo Camps, portavoz del PP en la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso, lamentó ayer que el Gobierno intente convertir 2018 en un año de diez meses a efectos del cómputo del gasto. Según dijo, su grupo interpelará al Gobierno para saber si pretende rebajar el déficit de la Seguridad Social mediante un amaño contable. «Nos enfrentamos a la peor situación de nuestro sistema desde que se creó», dijo, en alusión a un proyecto normativo que pretendería, así, «hacer trampas».

¿Supone la actual redacción del borrador un intento de engañar a Bruselas con las cifras del déficit? Camps apuntó al respecto que le gustaría saber lo que le parecería una actuación de este tipo a la ministra de Economía, Nadia Calviño, cuando era alto cargo en Bruselas. También aprovechó para cargar contra el que, en su opinión, «es el Gobierno del maquillaje». Según dijo, actuaciones como la que pretende acometer Trabajo a través de una orden ministerial evidencian que al Gobierno no le salen las cuentas que ha enviado a Europa, y que ingresos como el consignado, por ejemplo, con la llamada «tasa Google», no le alcanzan para alcanzar los objetivos comprometidos.