MENÚ
viernes 19 octubre 2018
14:28
Actualizado
  • 1

España todavía es uno de los países con mejores jubilaciones

Las pensiones mínimas son las terceras más altas del mundo y las máximas, las segundas

  • España todavía es uno de los países con mejores jubilaciones

Tiempo de lectura 4 min.

14 de marzo de 2018. 02:02h

Comentada
14/3/2018

Los pensionistas españoles han comprobado cómo han perdido poder adquisitivo este año y podrían perder más los próximos ejercicios. Sin embargo, todavía figuran entre los que perciben unas de las pensiones públicas mejores del mundo. El Pacto de Toledo, suscrito en 1995, e impulsado por PP y PSOE, añadido a las políticas aplicadas por los diferentes Gobiernos socialistas y populares en los últimos 40 años, han permitido este pequeño «milagro», cuya sostenibilidad puede estar ahora en entredicho.

La pensión máxima española, con 2.580,13 euros mensuales en 2018 (2.561 en 2016), es la segunda mayor del mundo, sólo superada por la de Luxemburgo, que llegaba a los 4.735 euros mensuales en 2016. En Alemania, por ejemplo, aunque pueda resultar sorprendente, la pensión máxima es menor y ronda los 2.300 euros al mes. El pequeño y próspero ducado centroeuropeo también abona a sus ciudadanos la pensión mínima contributiva de jubilación más alta del mundo, con 1.023 euros mensuales, mientras que los 788 euros de la española (783 en 2016), la colocan en el tercer lugar del ránking, inmediatamente después de la de Noruega, con 870 euros. Los datos proceden del informe «Pensions at a Glance 2017», de la OCDE y de un estudio de VidaCaixa de 2016 y se refieren a aquellos países –que no son todos, ni mucho menos– en los que existen las pensiones mínimas.

Los redactores del informe de la OCDE inciden en la dificultad de realizar comparaciones homogéneas entre las pensiones en todos los países, ya que los sistemas son muy diferentes y, por eso, hay que reducirlas a aquellos en las que haya prestaciones más o menos asimilables. Por eso, de los 35 países de la Organización, sólo 14 tienen lo que podría llamarse «pensión mínima». Otros 18 países también pagan unas denominadas «pensiones básicas» que, generalmente, no están relacionadas directamente con las cotizaciones de los beneficiarios y cuya cuantía, menor, es muy diversa. Finalmente, hay cinco países que carecen tanto de pensiones mínimas como básicas: Austria, Alemania, Estados Unidos, Corea y la República Eslovaca.

España tampoco sale mal parada en el porcentaje de jubilados que perciben la pensión mínima. «Las pensiones mínimas –dice textualmente la OCDE– las reciben el 50% de los jubilados franceses mayores de 65 años y el 40% de los portugueses. Los niveles son del 30% en Bélgica, Italia, Luxemburgo y España y llegan a caer hasta el 2% en Eslovenia», aunque allí ese mínimo son 2.418 euros anuales, es decir, poco más de 200 al mes, con lo que la comparación no es muy homogénea.

Los expertos de la OCDE, que recomiendan aplicar reformas importantes en el sistema de pensiones español para garantizar su futuro –aunque nunca el poder adquisitivo de las pensiones–, también colocan a España en el pelotón de cabeza de de los países con una mayor –o mejor– tasa de reposición. Ese concepto define el porcentaje del importe de la pension en relación con el último salario percibido en activo. En el caso español, llega al 81,7%, aunque ahora se reduce todos los años y se reducirá más en el futuro. Ese porcentaje es mejor que el de países como Dinamarca (80,2), Francia (70,3), Finlandia (65), Alemania (50,5), Suecia 54.9) o Noruega (48,8). Sin embargo, es peor que en Holanda, Italia o Austria.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs