Actualidad

«Insistiremos en un asesoramiento adicional y un servicio personalizado»

Íñigo Soto García-Junco / Director general de Helvetia/ MANUEL OLMEDO
Íñigo Soto García-Junco / Director general de Helvetia/ MANUEL OLMEDO

– ¿Qué quiere aportar como máximo responsable de Helvetia?

– No creo que tengamos muchas cosas que corregir, aunque siempre hay algunas que se pueden cambiar. Los años que vienen son muy importantes por todo lo que está ocurriendo en el mundo de la economía mundial con los procesos de digitalización, de los nuevos procedimientos y de los nuevos valores. Tenemos que hacer un esfuerzo por adaptarnos a ese entorno y lo que sí quiero destacar es que para mí es muy importante la gestión de las personas porque en los tiempos que corren la gestión del talento es clave: no por corregir, sí por caminar.

– ¿Cómo esperan cerrar el ejercicio económico 2018?

– Estimamos crecer por encima del mercado y así será en «no vida» y en «vida»; en un entorno complicado de gestión de productos de ahorro, las cifras serán buenas.

– ¿Hay preocupación en el sector por la situación de la economía internacional?

– Hay que distinguir dos aspectos. El primero es que hay una situación compleja para obtener rendimiento de los activos que no es nueva, aunque este año se ha visto más afectada por la caída significativa de las bolsas. Los inmuebles, eso sí, se están recuperando y todavía las compañías aseguradoras estamos cargadas de este tipo de activos en nuestros balances. Nos tenemos que adaptar a la dificultad de obtener rendimiento de las inversiones pero el sector del seguro lo está haciendo bien moviendo la cartera de productos de vida-ahorro a modalidades en las que el consumo de capital se haga de una manera más eficiente, como con los «unit linked». Y en la parte de no-vida hemos hecho que los precios dependan menos del rendimiento financiero y más del comportamiento de la siniestralidad. Helvetia lo está haciendo bastante bien y el mercado en general del sector ha atravesado la crisis sin impagos y ninguna compañía de seguros ha necesitado ninguna ayuda pública en este periodo de crisis.

– ¿La inestabilidad política internacional preocupa más entonces?

– Pudiera asustarnos algo más que una inestabilidad política derivara en una crisis del euro de una manera más estructural, pero, si ocurrieran cosas importantes, sería trascendente para todos los sectores de la economía. Eso sí, pocos sectores están tan protegidos ante este tipo de escenarios negativos porque estamos sometidos a unos requisitos de controles de capitales, más aún con la normativa Solvencia II, muy potentes.

– La innovación en el sector seguros es continua. ¿Todo es asegurable?

– Soy actuario y respondo de manera académica. Entiendo que todo lo que se pueda convertir en riesgo homogeneizable y suficientes en número es asegurable. Lo que no sea así es más complejo.

– ¿La llegada de operadores no tradicionales al mercado de seguros como Google a Amazon supone una preocupación para el sector?

– Puede cambiar cosas, sin duda. Sobre todo en riesgos que se puedan igualar mucho, pero competiremos con nuevas maneras de hacer negocio, cogeremos la parte de esa tarta que nos quede y, sobre todo, insistiremos en la necesidad de un asesoramiento adicional y un servicio personalizado. Tener una propuesta de valor clara es muy importante y nosotros la tenemos en aspectos en los que Google y Amazon no podrán hacer. Harán cosas sencillas, pero una oferta global de seguros para una persona física no es tan fácil ni un multirriesgo de hogar o ahorro.

– Otro de las preocupaciones para las grandes aseguradoras actuales esel cambio climático. ¿Cómo lo afronta su compañía?

– Nos afecta de manera directa, aunque las grandes catástrofes naturales en España están muy protegidas por el Consorcio de Compensación de Seguros, que no deja de ser una institución aseguradora más que funciona muy bien. Otra cosa es cómo los cambios en el clima puedan afectar a las condiciones en las que se ofertan determinados productos como los multirriesgos de hogar o los seguros de agricultura. Nos tendremos que anticipar a esas situaciones que son difíciles.

– ¿Existe cierto «boom» de los seguros sanitarios?

– No lo percibo así. Es un sector muy concentrado y todavía tiene mucho crecimiento. La complementariedad de los servicios públicos de salud y los servicios privados tiene futuro.

– Lo que parece que aún no ha penetrado suficientemente son los seguros de ahorro y/o planes de pensiones

– No hemos conseguido una conciencia de aseguramiento para la jubilación en la medida que es necesaria para el país. Ahí, creemos que se debe seguir trabajando mucho.

– ¿Cómo se está desarrollando la estrategia 2020? ¿Tendrán que hacer ajustes?

– Vamos a concentrarnos ahora en una agrupación de iniciativas nuevas que acabamos de lanzar para acelerar la digitalización en términos de incremento de servicios al cliente y mejorar nuestra eficiencia. Ahí, pretendemos dar un avance muy significativo en los próximos dos años.