MENÚ
lunes 19 agosto 2019
18:09
Actualizado

"La Franja y la Ruta" celebra su segundo foro internacional después de seis años de éxito

  • Un buque atracado en la terminal de Noatum en Valencia
    Un buque atracado en la terminal de Noatum en Valencia

Tiempo de lectura 5 min.

26 de abril de 2019. 09:20h

Comentada
Hu Zexi, Diario del Pueblo.  26/4/2019

ETIQUETAS

Casi seis años después de que China haya presentado la iniciativa “la Franja y la Ruta” (BRI, por sus siglas en inglés), miles de delegados de más de 100 países, incluidos casi 40 líderes gubernamentales, están reuniéndose en Beijing a finales de abril para debatir sobre los frutos y perspectivas en el segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional.

Desde que fue propuesta por primera vez por el presidente chino Xi Jinping en el otoño de 2013, los seis años de recorrido del desarrollo de la BRI han registrado grandes hitos.

El documento Perspectivas y Acciones para Promover la Construcción Conjunta de la Franja Económica de la Ruta de la Seda y la Ruta Marítima de la Seda del Siglo XXI se publicó en marzo de 2015, en el cual, China explicó al mundo la filosofía y los planes de la cooperación BRI.

En diciembre de ese mismo año, se estableció una nueva institución financiera multilateral, el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructuras, dentro del marco de la BRI.

Hasta hoy, el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructuras ha logrado mejorar el consenso y ha obtenido frutos por encima de lo esperado. En mayo de 2017, el primer Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, organizado en Beijing, trazó una hoja de ruta para la cooperación futura que incluyó 76

temas que contienen 279 acciones concretas en cinco esferas clave: coordinación de políticas, conectividad de infraestructuras, comercio, integración fi nanciera y relaciones entre los pueblos.

Las estadísticas indicaron que casi todas las 279 acciones concretas se han completado o regularizado. Muchos países han incluido esta visión en sus planes de desarrollo, ya que lo perciben como una plataforma de cooperación que alimenta su crecimiento.

Hasta ahora, 124 países y 29 organizaciones internacionales han firmado acuerdos de cooperación relacionados con la BRI con China. Según una encuesta del Foro Financiero Internacional publicada en el año pasado, casi todas las organizaciones consultadas confirmaron el papel vital que desempeña la BRI en la promoción de la economía local y el crecimiento regional.

Gracias a la aceleración de la cooperación bajo el marco de la BRI, los países implicados están logrando históricos avances. El este de África ya tiene su primera autopista, las Maldivas ya cuenta con su primer puente interisla, Bielorrusia empieza la producción de vehículos de pasajeros.

Gracias a la BRI, el sudeste asiático está construyendo un ferrocarril de alta velocidad, y el continente eurasiático se beneficia del servicio de tren de carga que recorre la mayor distancia mundial.

A los ojos de las empresas globales y de la comunidad internacional, la BRI ha traído consigo un gran número de proyectos de cooperación pragmática y ha creado nuevos mercados y oportunidades de empleo. Por ejemplo, el ferrocarril que une China con Laos y Tailandia, la línea ferroviaria que conecta Hungría con Serbia, el ferrocarril de alta velocidad entre Yakarta y Bandung, el puerto de Gwadar, y una serie de otros proyectos pioneros que han verifi cado progresos

concretos.

Estos visibles logros han consolidado aún más la confianza en la BRI. “La iniciativa china la Franja y la Ruta está apareciendo en los pronósticos de ingresos de empresas de todo el mundo”, afirmó CNBC en un reportaje. General Electric pronosticó que la compañía registrará un crecimiento de dos dígitos en los ingresos de los países a lo largo de las rutas durante los próximos años. Además, el gigante financiero Citigroup ofrece servicios integrales para empresas que invierten en los países a lo largo de las rutas.

Las 82 zonas de cooperación económica y comercial establecidas por empresas chinas en países implicados en la BRI han creado cerca de 300.000 empleos locales.

Durante los últimos 6 años, la construcción de la BRI ha traído cambios positivos a los países participantes. Gracias a la BRI, los aldeanos que vivieron durante generaciones en las montañas de Laos pueden ganarse la vida realizando otras ocupaciones, además de dedicarse a la agricultura y a la caza. Los niños allí, con la electricidad generada por los proyectos bajo el marco de la BRI, se han olvidado de aquellos tiempos en que tenían que leer con una lámpara de queroseno. Debido a la BRI, Alice se convirtió en una de las primeras mujeres pilotos de tren en Kenia y mejoró, en gran medida, las condiciones de vida de su familia. Ahora Alice avanza en un nuevo camino de vida, ganando tres veces más de lo que ganaba antes.

El puerto de Duisburg, con sede en Alemania, registró un ingreso de ventas de 250 millones de euros durante el año fiscal 2017, gestionando un 30 por ciento más de cargas. La antigua base industrial que solía ser un dolor de cabeza con la recesión del crecimiento tradicional ahora está recuperando la vitalidad bajo la ayuda de la BRI.

La BRI se erige como una creación innovadora en el complejo sistema de desarrollo y gobernanza global, ya que es una iniciativa propuesta por países en desarrollo que defiende el principio de amplia consulta, contribución conjunta y beneficios compartidos. También representa una práctica avanzada en el ámbito de la gobernanza global moderna.

Hasta ahora, la co-construcción de la BRI, así como sus ideas básicas, se han incluido en documentos emitidos por importantes instituciones multilaterales como las Naciones Unidas (ONU, por sus siglas en inglés).

“La BRI no sólo involucra la cooperación económica, sino que también tiene como objetivo mejorar el modelo de desarrollo de la economía mundial a través de la propia cooperación económica, hacer que la globalización sea más benigna y promover el desarrollo de la gobernanza nacional y mundial”, afirmó Antonio Guterres, secretario general de la ONU.

Recientemente se lanzó una nueva línea ferroviaria para los trenes de carga entre Luxemburgo y Chengdu, en China. El primer tren transportó 41 contenedores cargados con productos mecánicos y eléctricos europeos, alimentos y aparatos médicos para el mercado chino, que se encuentra en plena expansión.

Muchos consideran que el servicio de carga China-Europa no sólo significará un motor para remodelar el panorama comercial y económico actual, sino que también significa que la BRI está proporcionando al mundo energía para luchar contra el proteccionismo y el aislacionismo al conectar países, regiones y continentes.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs