Actualidad

La pensión media de los autónomos sólo alcanza el 76% del salario mínimo

La retribución de los asalariados por cuenta propia sube un 30% en diez años. A pesar del incremento, las retribuciones son un 37% inferiores a las que reciben los asalariados

La retribución de los asalariados por cuenta propia sube un 30% en diez años. A pesar del incremento, las retribuciones son un 37% inferiores a las que reciben los asalariados.

Publicidad

La pensión que reciben los autónomos cuando se jubilan es cada vez más holgada, pero dista mucho de ser equiparable a la que percibe un trabajador asalariado. Ni siquiera de lo que perciben los trabajadores con los salarios más bajos. Según los datos de la Seguridad Social, la prestación por jubilación media de los trabajadores por cuenta propia ha crecido en la última década un 29,7%, frente al 21,24% que lo ha hecho la pensión media de los adscritos al régimen general. A 31 de julio de 2019, la retribución media de los autónomos era de 686 euros, 157,24 euros superior a la del mismo mes de hace diez ejercicios. A pesar de que la mejora ha sido notable, la pensión media de los autónomos es un 37% inferior a la paga media percibida por los asalariados del régimen general, que se sitúa en 1.091,52 euros. Aunque de forma muy discreta, la brecha entre ambas se ha reducido en los últimos años en 4,2 puntos porcentuales.

Si se toma como referencia para hacer la comparación el salario mínimo interprofesional (SMI), que asciende a 900 euros, la pensión media que perciben los autónomos representa el 76% de esta retribución. Una brecha que se ampliará en los próximos años si el PSOE logra formar Gobierno, pues entre sus aspiraciones está incrementar de forma notable y paulatina el SMI.Nuevas pagasEn cuanto a las pensiones de aquellos trabajadores autónomos que han cobrado en julio su primera «nómina» como jubilados, la cuantía media ascendió a 761,68 euros, lo que supone un 30,6% más que la media que cobraron los trabajadores por cuenta propia que se retiraron en 2009. En una década, los nuevos jubilados han visto cómo sus emolumentos han mejorado en 178,49 euros mensuales.

En el régimen general hay un 41% más de pensionistas que en 2009, dos millones de perceptores más. La cantidad supone el triple de la del número de pensionistas autónomos. En una década, el número de jubilados de este tipo ha sumado sólo un 7,7%.Por cada pensionista del régimen general (7.048.794 pensiones), la Seguridad Social cuenta con 2,2 contribuyentes (15.956.599 personas). Por cada pensión en el régimen de autónomos (1.969.822 pensiones en julio de 2019), hay 1,6 contribuyentes.

«Las pensiones de los autónomos han ido creciendo a un ritmo medio de un 3% cada año durante la última década. Es un ritmo sostenible y que ha sido posible gracias al esfuerzo que han realizado los autónomos societarios con sus contribuciones, cuya base mínima se ha incrementado en la misma proporción, y con la disminución del total de autónomos, tanto de personas físicas como societarios, que han dejado de cotizar por la base mínima en esta última década y han pasado a hacerlo por una base algo superior», según analizó ayer Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), en un comunicado.

Publicidad

«Los nuevos pensionistas autónomos cada vez mejoran más su prestación, especialmente gracias al esfuerzo contributivo de los últimos años», aseguró Amor. «La vida laboral del autónomo es mucho más larga que la de los trabajadores por cuenta ajena. Muchas veces, un autónomo continúa en su trabajo más allá de los 65 porque para él su negocio es como un hijo más», aseguró. «Por eso, medidas en favor del relevo generacional y de la jubilación activa son tan importantes. Las empresas viables no deben perderse porque el autónomo se jubile, pero tenemos que asegurarnos de que si ese autónomo quiere seguir cuidando de su negocio, pueda hacerlo sin miedo a perder una pensión que se ha ganado», manifestó Amor.

El año pasado, la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social cambió los criterios para poder compatibilizar el cobro de la totalidad de la pensión con el ejercicio de una actividad. Ahora, requiere la contratación de, al menos, un trabajador por cuenta ajena dentro de la actividad. «Hemos pedido que se vuelva al criterio anterior para poder facilitar lo máximo posible la viabilidad y sostenimiento de muchos negocios», añadió Amor. «Además, hemos reclamado que los autónomos con derecho a pensión y que tengan deudas con la Seguridad Social puedan cobrar el 50% de la pensión resultante y el resto fuera a amortizar la deuda. Esto sí es política social. De no hacerlo, ni la Seguridad Social cobra, ni el autónomo tiene acceso a su pensión ni puede afrontar la deuda», aseguró el responsable de ATA.La semana pasada, el Partido Popular presentó una proposición no de ley (PNL) en el Congreso de los Diputados para reclamar al Gobierno que propicie este cambio legal.

Publicidad