MENÚ
viernes 20 julio 2018
03:27
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

CaixaBank y Gas Natural trasladan su sede tras el decreto del Gobierno

Las dos grandes firmas catalanas siguen a Sabadell y dejan la región por la inseguridad jurídica. El banco se muda a Valencia y la compañía energética cambia Barcelona por Madrid

  • El presidente Gas Natural Fenosa, Isidro Fainé (i), y el consejero delegado, Rafael Villaseca (d), en una imagen de archivo
    El presidente Gas Natural Fenosa, Isidro Fainé (i), y el consejero delegado, Rafael Villaseca (d), en una imagen de archivo / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

07 de octubre de 2017. 01:56h

Comentada
Erik Montalbán Madrid. 6/10/2017

El éxodo de empresas de Cataluña huyendo de la inestabilidad provocada por el desafío independentista sumó ayer dos grandes firmas históricas catalanas, tras la desbandada de Banco Sabadell el día anterior: CaixaBank y Gas Natural Fenosa. Pocas horas antes, el Gobierno aprobaba un Real Decreto Ley para facilitar el traslado de compañías, que podrán decidir cambiar su domicilio social sin necesidad de contar con el visto bueno de la junta de accionistas. De esta forma, se simplifica la salida de aquellas empresas que decidan salir de Cataluña en busca de mayor seguridad jurídica.

Esta nueva legislación ha sido aprovechada por CaixaBank, que anunció ayer que moverá su sede social de Barcelona a Valencia. En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el banco señaló que «siendo prioridad de toda entidad financiera la protección de sus clientes, accionistas y empleados, y con el objetivo de salvaguardar plenamente la seguridad jurídica y regulatoria consustancial al ejercicio de su actividad, el consejo de administración ha decidido, por unanimidad, ante la actual situación política y social en Cataluña, adoptar las medidas que sean necesarias para trasladar el domicilio social a Valencia».

La marcha de CaixaBank era casi un secreto a voces después de que Sabadell tomase el mismo camino el pasado jueves, aunque en este caso rumbo a Alicante. Aunque en un primer momento se valoró la posibilidad de trasladar la sede a Palma de Mallorca, finalmente ha sido Valencia la ciudad elegida por CaixaBank. La entidad tiene sus orígenes en la Caja de Pensiones para la Vejez y de Ahorros de Cataluña y Baleares, fundada en Barcelona en 1904, hace más de 113 años. La nueva sede social estará ubicada en la calle Pintor Sorolla de Valencia, en la antigua sede de Banco de Valencia, comprado por CaixaBank en 2013.

Gas Natural Fenosa es la otra gran empresa que desveló ayer que también abandona Barcelona, en este caso por Madrid. Se da la circunstancia de que la compañía energética está participada mayoritariamente por CaixaBank. A través de Criteria, su holding de inversiones, posee un 24,4% de las acciones de Gas Natural Fenosa. La firma presidida por Isidro Fainé anunció que «ante los sucesos sociales y políticos que están ocurriendo en las últimas semanas en Cataluña y debido a la inseguridad jurídica que ello provoca, el consejo de administración de la compañía ha acordado, en tanto se mantenga esta situación, cambiar su domicilio social a las actuales oficinas corporativas en Madrid». En un comunicado a la CNMV, apunta que la decisión «se adopta para mantener la operativa normal de la compañía y con el fin de proteger los intereses de la misma, sus clientes, empleados, acreedores y accionistas». Gas Natural Fenosa estaba radicada en Barcelona desde 1843. Bajo el nombre de Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas, la compañía fue de las primeras en llevar la luz a las calles y espacios públicos de la capital catalana.

La salida de tres de los buques insignia de la economía catalana en tan sólo dos días es más un movimiento simbólico que, por el momento, apenas tiene trascendencia económica real. No obstante, evidencia que las empresas perciben un problema de falta de seguridad jurídica en la región. De ahí que el Gobierno haya puesto en marcha una nueva regulación para dar salida a la avalancha de corporaciones que han adelantado su intención de salir de Cataluña si se mantiene el pulso de la Generalitat con el Estado y se proclama de forma unilateral la independencia.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, explicó tras la reunión del consejo de ministros que este decreto se ha aprobado a petición de las empresas y ante la incertidumbre generada por la «política irresponsable» de la Generalitat. Con el cambio legal introducido por el Ejecutivo, se elimina en la práctica que un eventual traslado tenga que pasar por la junta de accionistas. Esta cuestión solo tendrá que abordarse en junta en las empresas cuyos estatutos incluyan una mención expresa por la que el consejo de administración no pueda ser competente para el cambio de sede, una puntualización que tendría que incorporarse tras las entrada en vigor del Real Decreto Ley, prevista para hoy. Al eliminar este requisito, se evita tener que convocar la junta, lo que conlleva normalmente un plazo mínimo de un mes hasta la celebración, así como la incertidumbre sobre el resultado de la votación del traslado, lo que facilita el cambio de sede social.

La asociación de consumidores Adicae ha anunciado que denunciará ante la CNMV y los organismos consultivos europeos la norma aprobada ayer de forma exprés por el Gobierno. En un comunicado remitido, la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros calificó el decreto de «disparatado» y un «atropello» a los derechos de los accionistas, contrario a «las tendencias europeas» en esta materia.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs