Economía

Las grandes empresas no temen un boicot inmediato a los productos catalanes

El presidente de AECOC asegura que la falta de estabilidad provocada por el independentismo induce a la huida de las inversiones. Cree que si los secesionistas mantienen los desafíos al Estado podrían comenzar este tipo de campañas

El presidente de AECOC asegura que la falta de estabilidad provocada por el independentismo induce a la huida de las inversiones. Cree que si los secesionistas mantienen los desafíos al Estado podrían comenzar este tipo de campañas

Publicidad

«España corre el riesgo de japonizarse –bajo crecimiento, poca inflación y una sociedad envejecida– si no se tiene un Gobierno estable y que acierte». Así de contundente se mostró el presidente de la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC), Javier Campo, que realizó esta reflexión en el acto de inauguración de la 34ª edición del Congreso de Gran Consumo, que se celebra en Bilbao, y que reúne a más de 1.000 directivos de compañías nacionales y multinacionales. Campo se mostró muy crítico con la marcha de la economía española, que va de «más a menos» porque está disminuyendo la confianza del consumidor, de manera que estima que el consumo apenas crecerá un 1,3% en 2020 y, si se mantiene la actual tendencia, cree que ello tendrá incidencia negativa en las ventas.

El responsable de AECOC no obvió lo ocurrido la última semana en Cataluña y aunque cree que las consecuencias apenas se notarán en los niveles de consumo, si la situación no se alarga en el tiempo, sí que alertó de que el impacto más grave será en las inversiones a medio plazo, que en esta región «son cada vez más restringidas. Las empresas necesitan estabilidad», y lo que está pasando en Cataluña «no permite un escenario en el que uno pueda plantearse invertir».

En su opinión, el turismo siempre reacciona muy rápidamente a cualquier escenario de inseguridad y «ya se están notando las consecuencias negativas». También reconoció que aunque «no se esperan boicots» a los productos catalanes en el resto de España, ni viceversa, si la situación se enquista durante mucho tiempo y el desafío independentista al Estado se recrudece podrían producirse reacciones en este sentido, por lo que hay que buscar una solución a corto plazo. «Afortunadamente no hay ningún boicot en marcha, se ha madurado bastante, no es la forma de enfocar estos asuntos y no tienen más recorrido», afirmó. El presidente de Aecoc recordó que en dos años se han producido 4.000 salidas netas de empresas que decidieron dejar de tener su sede en Cataluña. «Esto es algo que todos deberían tener en cuenta»

El sector de gran consumo es uno de los más importantes, ya que aporta más del 20% del PIB nacional y emplea a más de 4,5 millones de personas.

Publicidad