Lorenzo Amor: «Si a los emprendedores les va bien, a España le irá aún mejor»

Presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos

El hambre agudiza el ingenio. Por eso, el número de trabajadores por cuenta propia no ha dejado de crecer en los últimos cinco meses, algo que no ocurría desde 2007, hasta superar los tres millones de autónomos. Los emprendedores y los trabajadores autónomos han estado desde el primer día en la hoja de ruta del Gobierno y, por eso, se han elaborado unos presupuestos en el Ministerio de Empleo que incluyen una dotación de más de 940 millones de euros que se destinarán al fomento de la economía social y a los trabajadores por cuenta propia. Una cifra que supone un incremento del 12% con respecto a los presupuestos de 2011 y beneficiará a más de 400.000 personas. Lorenzo Amor Acedo (Córdoba, 1965) es hijo del fundador de la agrupación de autónomos que hoy preside. Empezó trabajando con 19 años como comercial. Se declara defensor del legado del Rey Don Juan Carlos e independiente pese a sus buenas relaciones con uno y otro bando del arco político. Su hija es su pasión (comparte foto con ella en su perfil de Twitter @lorenzoamor_ata).

–¿Cuántos años lleva al frente de ATA?

–Como presidente de ATA, desde el año 2004 y desde el año 2000 como socio de la organización. Es decir, 10 años al frente de la institución y otros 14 como asociado.

–¿Qué ha cambiado en estos últimos años?

–Los autónomos están cada día más presentes en la sociedad española. El colectivo se ha situado en la agenda de las grandes decisiones políticas y de las medidas macroeconómicas relevantes que se han ido tomando. Ha ganado reconocimiento. España es un país de emprendedores y es fundamental que a este colectivo le vaya bien para que a España le vaya aún mejor.

–¿De qué se quejan más los autónomos? ¿Critican mucho al Gobierno?

–Los autónomos habitualmente se quejan de la burocracia, de los trámites administrativos, de la caída de la actividad económica que hemos sufrido durante la crisis, de la falta de crédito, de los impuestos y de las cotizaciones sociales. Es un colectivo al que, si la economía va bien, le va bien, pero si la economía va mal lo notan aún más.

–¿De qué depende principalmente la actividad de los autónomos?

–Especialmente, del consumo interno y de la demanda. Dependemos de la actividad, que ha repuntado ligeramente en los últimos meses. Hoy por hoy, un tercio de los autónomos perdidos durante la crisis ya ha conseguido remontar hasta niveles precrisis; otro tercio empieza a ver cómo mejora su negocio, y sólo nos queda la tercera parte, que sigue viviendo un auténtico calvario.

–Entonces, el balance empieza a ser positivo, ¿no?

–Sí. En cierta medida los autónomos están protagonizando la recuperación del empleo y están siendo parte decisiva de la leve recuperación económica. Están creciendo, y este año vamos a recuperar casi la mitad del tejido de autónomos perdido durante la crisis.

–¿Puede ilustrarlo con cifras?

–En lo que va de 2014, estamos ganando autónomos a un ritmo de 350 diarios, frente a los momentos más duros de la crisis (2008-2013), cuando perdíamos cerca de 200 al día. Es muy importante, somos los primeros que hemos empezado a contratar, igual que cuando estalló la crisis fuimos los primeros en notar sus efectos negativos en forma de despidos.

–¿Augura, por tanto, un buen verano para el empleo?

–Si hay demanda interna y el turismo remonta, que parece que va a remontar, los autónomos serán los grandes beneficiados del sector servicios. Prácticamente uno de cada tres autónomos está en comercio y hostelería. Hay tres millones de autónomos, aproximadamente, y cualquier repunte del empleo se nota en las cifras globales. Espero que se confirme la tendencia del primer semestre, con aumentos en la afiliación y descensos en el desempleo. Creo que la recuperación del empleo ha llegado para quedarse.

–¿Cuál es la región de España con mayor número de autónomos en relación a su población activa?

–La Rioja es la que tiene mayor peso de autónomos sobre población activa, con un 22% de tasa, principalmente debido a la agricultura. Le sigue en importancia Castilla y León. Habitualmente el peso de los autónomos no supera el 20%.

–¿Qué le diría a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, si la tuviera delante?

–Que los autónomos deben estar a la vanguardia de la creación de empleo estable y de calidad, es algo en lo que ella cree. Políticas como las que se han puesto en marcha, como la tarifa plana a emprendedores, a la contratación, y a jóvenes son bienvenidas. Aunque empiece a bajar el paro, no debemos cruzarnos de brazos. Hay que seguir trabajando. Todavía hay huellas muy duras en las familias. Tenemos que avanzar todos.