Economía

Podemos no asegura su apoyo al subsidio para los parados de 52 años

Afirma que el Gobierno se ha plegado a la CEOE por no derogar la reforma laboral

Afirma que el Gobierno se ha plegado a la CEOE por no derogar la reforma laboral.

Publicidad

Unidos Podemos aún no tiene decidido el sentido del voto al decreto ley que, entre otras cuestiones, recupera el subsidio de desempleo para mayores de 52 años e impulsa el registro de jornada en las empresas, y asume que no habrá contrarreforma laboral antes de las elecciones. “No van a hacer nada. El Gobierno tiene un compromiso con la CEOE de no tocar los elementos relevantes de la reforma laboral. Lo tengo claro”, ha criticado, en declaraciones a Europa Press la portavoz de En Marea, Yolanda Díaz, que ha negociado con el Gobierno distintas cuestiones en materia laboral, incluido el pacto presupuestario.

Díaz cree que “el relato de que no tienen mayoría no es cierto”, sino que en el Ejecutivo “se han plegado a la patronal”, y pone como ejemplo las condiciones del registro horario incluidas en el último decreto aprobado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. “El mismo día que se aprobó, sólo con escuchar a la CEOE sabíamos lo que había pasado sin tener el decreto”, ha explicitado, señalando que los propios sindicatos han lamentado, en palabras del propio secretario general de CC OO, Unai Sordo, que “el Gobierno no ha respetado, ni de lejos” el decreto “trabajado” con ellos y que “cede a presiones empresariales”. La diputada de En Marea ha señalado que el registro de jornada tal y como está planteado “no sirve para nada”, pues el decreto “simplemente mandata a su creación”. “Pero ¿quién lo controla?”, se ha preguntado, identificando sus términos como “un favor a la patronal”. Así, considera que la ausencia de una obligación a que el registro pueda ser consultado a diario y de forma telemática no permite garantizar que los datos no vayan a ser alterados ni se sepa realmente qué horas de más se realizan y, por tanto, se coticen y se remuneren. También echa en falta un endurecimiento de las sanciones para asegurar las buenas prácticas en este aspecto.

Publicidad

Díaz reconoce que en el decreto sí que hay cuestiones pactadas por su propio grupo con el Gobierno, tanto en el acuerdo de Presupuestos como en negociaciones posteriores, como la subida de la incapacidad permanente, las ayudas a los trabajadores agrarios, la recuperación de las cotizaciones a las personas cuidadoras de dependencia o la recuperación del subsidio de desempleo para mayores de 52 años. “No es lo que queríamos, no es lo que habíamos pactado, pero mejor es eso que nada. El problema es que la redacción del artículo 34 (del Estatuto de los Trabajadores, que contempla el registro horario) nos genera muchísimos problemas”, ha dicho.

Publicidad

Además de la recuperación del subsidio de mayores de 52 años y del registro horario, el Gobierno trabajaba en revertir algunos aspectos de la reforma laboral, particularmente los referidos a la ultraactividad y las condiciones de subcontratación. Para ello, además de con Unidos Podemos, el Gobierno había mantenido varios contactos con el PNV y el PDeCAT, antes, eso sí, del fracaso del proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 y la consecuente convocatoria de elecciones. Díaz asegura que antes de esta convocatoria, la titular de Trabajo, Magdalena Valerio, se había comprometido a abordar, por lo menos, cambios en la ultraactividad y cree que “la ministra quería hacer cosas”, pero que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “se comprometió a no mover nada relevante de la reforma laboral”. Así, pone el ejemplo de la ausencia de medidas en el sistema público de pensiones, ya que el Gobierno no ha impulsado cambios para volver a vincular su revalorización de forma definitiva a la inflación, dejando aún en vigor el actual sistema y el factor de sostenibilidad, pese a haberse comprometido a ello.

|