Renzi dice que respetará el umbral del 3% del déficit público para Italia

Matteo Renzi
Matteo Renzi

El primer ministro de Italia dijo hoy que respetará el umbral del déficit público de un 3% del PIB como techo de gasto para que su país vuelva a ser "creíble"pero, al mismo tiempo, criticó este parámetro macroeconómico al considerarlo "propio del pasado".

El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, dijo hoy que respetará el umbral del déficit público de un 3 % del producto interior bruto como techo de gasto para que su país vuelva a ser "creíble"pero, al mismo tiempo, criticó este parámetro macroeconómico al considerarlo "propio del pasado".

Así se expresó el líder socialdemócrata italiano durante un encuentro con corresponsales internacionales organizado por la revista de análisis político "Internazionale"en Ferrara (norte).

"Estoy absolutamente convencido de que el 3 % es un parámetro del pasado. Pero tengo un problema: Italia es un país que ha perdido credibilidad porque no hemos respetado el pacto en el pasado. Por eso la posición de Italia es clara y respetaremos el umbral de 3 %", dijo.

Renzi alegó que este protocolo de contención del déficit presupuestario en la Unión Europea se estipuló en el Tratado de Maastricht, en 1992 cuando "no existían muchas cosas como internet o los teléfonos móviles, que eran gigantescos".

"Los parámetros de Maastricht del 3 % pertenecen a aquel periodo que era verdaderamente otro mundo (...) Sin embargo queremos demostrar que Italia consigue salir adelante con el 3 % porque lo tiene todo para volver a crecer y debe volver a hacerlo", previó.

Pese a su intención de respetar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, el presidente italiano aseguró que continuará con sus planes de reducción de impuestos y que su Ejecutivo "continuará ayudando a quienes ganan menos de 1.500 euros".

Se refería, Renzi, a la medida que ha marcado su legislatura, la que para aumentar el consumo prevé una reducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a quienes ganen menos de dicha cantidad, que ven su nómina mensual aumentada en 80 euros.

Asimismo aprovechó el acto para responder, de nuevo, a la canciller federal alemana Angela Merkel, quien el pasado miércoles instó a los socios europeos a "hacer sus deberes"con el objetivo de "mejorar su competitividad, cumplir con lo que se comprometieron y evitar un resurgimiento de la crisis".

"Cuando en 2013 Alemania decidió llevar a cabo una intervención serie sobre las reformas en su país y pidió exceder el parámetro del 3 %, ninguno le pidió que hiciera 'los deberes en casa'. Ahora querría que para Francia se produjera la misma situación", dijo Renzi.

Paralelamente y según recogieron los medios, el ministro de Economía de Renzi, el técnico Pier Carlo Padoan, recordó en la inauguración del XXIII Simposio de Pontignano que "Italia emprenderá las reformas que sean necesarias"y no lo hará "para satisfacer a Alemania".

Sobre la reducción del Producto Interior Bruto (PIB), el exalcalde de Florencia reconoció que será difícil invertir su trayectoria hacia un crecimiento claro, si bien subrayó que su Gobierno ya "ha frenado la caída".

Italia se encuentra actualmente en fase de recesión técnica, al haber registrado dos caídas del PIB trimestrales de manera consecutiva y otra a la vista en el tercer trimestre del año en curso, vaticinada ya por el Instituto Nacional de Estadística (ISTAT).