Actualidad

Sacyr pierde un arbitraje del Canal de Panamá de 225 millones

El consorcio del que forma parte debe reembolsar un anticipo de 481 millones

Sacyr tenía depositadas muchas esperanzas en los arbitrajes para recuperar parte del dinero que perdió en la construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá. Pero, de momento, las cosas no marchan como esperaba. La Cámara Internacional de Comercio (ICC) de Miami ha emitido hoy un laudo que obliga al Grupo Unidos por el Canal (GUPC), el consorcio que construyó la obra y del que formaba parte Sacyr, a devolver 481 millones de euros a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) en concepto de anticipos abonados en 2009, al inicio de la obra, para la movilización e instalación de plantas. De esa cantidad, a la firma española le corresponden devolver 225 millones de euros por su participación del 41% en el consorcio, del que también eran integrantes la italiana Impregilo y la holandesa Jan de Nul y la panameña Cusa.

Para hacer frente a estas obligaciones, Sacyr firmó un crédito sindicado por los 225 millones que le corresponden por un periodo de cinco años y una carencia de dos, según ha informado la constructora española. Esta operación, ha precisado, “se hace de forma independiente a la evolución de los negocios de Sacyr, que es muy positiva, como se refleja en los resultados trimestrales”. La compañía tiene previsto amortizar el préstamo conforme se vaya produciendo el desenlace final de los diversos arbitrajes existentes sin un mayor coste debido al laudo, según Sacyr.

La construcción del tercer juego de exclusas, que está operativo desde junio de 2016, estuvo plagado de retrasos y sobrecostes por los que ahora litigan en diversas instancias internacionales la GUCP y la ACP. El consorcio interpuso reclamaciones por valor de 3.150 millones de euros, una cantidad superior a la de la adjudicación original del proyecto, otorgado por 2.860 millones de euros en julio de 2009.