Standard & Poor's rebaja la nota de Telecom Italia hasta el bono basura

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La agencia de medición de riesgos Standard & Poor's (S&P) anunció hoy la rebaja de un escalón, hasta la "BB+"(bono basura), en la calificación crediticia a largo plazo de la compañía de telecomunicaciones Telecom Italia, participada por el grupo español Telefónica.

Mediante un comunicado, S&P informó además de que sitúa la perspectiva de la nota de la compañía italiana en negativa, es decir, susceptible de nuevas rebajas, una decisión que llega en un momento clave para la empresa, que hoy mismo anunció la firma del acuerdo para la venta de su participación en Telecom Argentina por 960 millones de dólares.

"La perspectiva es negativa, lo que da muestras de la posibilidad de posibles rebajas en su calificación si el grupo no consigue mejorar sus actuaciones operativas nacionales, acelerar la reducción de su deuda y reforzar los niveles de protección del flujo de caja", dijo S&P.

"En nuestra opinión, llevará tiempo para que las líneas estratégicas que el grupo ha revisado se traduzcan en mejoras en su actuación a nivel nacional, y aún percibimos incertidumbres en la gestión del grupo", añadió.

Standard & Poor's explicó que esa rebaja en la nota se produce por su estimación de que el ebitda (resultado bruto de explotación) de Telecom Italia seguirá cayendo en los próximos dos años, ante los "desafiantes"entornos económicos, reguladores y de competencia en los que opera.

La agencia de medición de riesgos valoró el plan de viabilidad aprobado el pasado día 7 por el Consejo de Administración de Telecom Italia para hacer frente a la situación del grupo, pero indicó que a la compañía italiana le "llevará tiempo obtener resultados positivos tangibles", frente a unos "riesgos potenciales de ejecución".

Entre las amenazas a las que Telecom Italia tiene que hacer frente, según S&P, se encuentra la "débil"economía italiana, con un menor poder adquisitivo entre los particulares, algo clave en el sector de las telecomunicaciones.

"Creemos que su filial brasileña amplía la diversidad del grupo y proporciona beneficios por sus operaciones en un mercado muy grande y en crecimiento. Pero esta filial solo compensará en parte las presiones en el mercado italiano", aseveró la agencia de medición de riesgos.

El pasado día 7 Telecom Italia anunció sus resultados económicos de enero a septiembre de 2013, meses en los que registró unas pérdidas de 902 millones de euros, frente al beneficio de 1.938 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

La operadora italiana tuvo en los primeros nueve meses del año unos ingresos de 20.389 millones de euros, un 7,6 % menos, y a fecha de 30 de septiembre, tenía un endeudamiento financiero neto rectificado de 28.229 millones de euros.

Para hacer frente a esta situación, el Consejo de Administración de Telecom Italia, del que forman parte el presidente y vicepresidente de Telefónica, César Alierta y Julio Linares, aprobó, entre otras medidas, la emisión de 1.300 millones de euros en obligaciones convertibles, de las que el grupo español suscribió 103 millones de euros.