Podemos forzará hoy que el CIS pregunte por la Monarquía cuando solo le importa al 0,3% de los españoles

Iglesias forzará a Sánchez a retratarse con la votación de esta tarde. La última vez que la Casa Real apareció entre las preocupaciones de los españoles fue en junio

Es un debate muy unido a la izquierda. Una bandera que desde Izquierda Unida han tratado de impulsar en repetidas ocasiones a lo largo de su historia política. El CIS dejó de preguntar a los españoles directamente sobre su opinión sobre la Monarquía en el año 2015 y ahora, con la entrada de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición, es un debate que cobra mayor fuerza.

De hecho, esta tarde el grupo parlamentario de Unidas Podemos forzará la votación en el Congreso de los Diputados, a través de una proposición no de ley para que el CIS recupere en sus encuestas preguntas específicas sobre la monarquía española. De esta manera, Unidas Podemos, socio minoritario del PSOE en el Gobierno, forzarán a Pedro Sánchez a retratarse sobre su posición sobre la Monarquía, es decir avalar con sus votos o no la proposición no de ley. Justo en un momento en el que los socios del Gobierno tratan de marcar el paso a Moncloa por medio de comisiones de investigación sobre el Rey Emérito en el Congreso.

Sin embargo, Unidas Podemos no asume la realidad que marca el propio CIS. En el mes de junio, el barómetro que dirige José Félix Tezanos volvía a incluir a la Monarquía entre las preocupaciones de los encuestados. Lo hacía por primera vez desde marzo, tras dos barómetros en los que no se registraba a la Casa Real entre las cuestiones prioritarias. Sin embargo, no existía en junio un porcentaje alto ni significante que indicase alerta o indignación entre la población, pues solo marcaban como preferencia el 0,3 por ciento de la ciudadanía. En el mes de marzo, en plena pandemia, la Monarquía preocupaba al 0,2 por ciento y coincidía con la decisión de Felipe VI de renunciar a la herencia de su padre D. Juan Carlos. Este 0,3 por ciento de españoles preocupados por la Monarquía representa a apenas 104.000 ciudadanos del total de 34,8 millones de españoles llamados a votar en las elecciones de noviembre del año pasado.